Lunes, 30 de Enero de 2023

No imaginaban el riesgo que corrían cuando pararon el vehículo oficial de tráfico para auxiliar a otro turismo que se había averiado. El siniestro se produjo sobre la una del mediodía, a plena luz del día y en un tramo sin riesgo para la circulación.


Publicidad


La pareja de la Guardia Civil se había detenido en el arcén de la autovía A-23, en el kilómetro 335, dentro del término municipal de Almudevar. Un turismo había llamado su atención; se encontraba parado y había sufrido algún tipo de avería.

En un momento determinado y en apenas milésimas de segundo, un tercer vehículo que circulaba por la autovía ha perdido el control del mismo y ha acabado chocando con los dos coches que se encontraban parado, entre ellos el de la Guardia Civil. 

El golpe ha sido tan violento que el turismo que ha provocado esta triple colisión ha acabado dando un vuelco tras golpear con el coche policial en uno de sus laterales. Debido al golpe ha acabado volcando en la calzada, quedando apoyado sobre el techo y ocupando el carril derecho de la autovía.

En el momento del impacto un Guardia Civil estaba fuera del vehículo policial y el otro en su interior. Tres personas, de 51,55 y 61 años, han resultado heridas leves. Dos de ellos, según han informado fuentes oficiales de la Guardia Civil de Huesca, han sido trasladados en ambulancia al Hospital San Jorge y el otro por sus propios medios a la Clínica Santiago de Huesca.

Miembros del destacamento de la Guardia Civil de Huesca y Atestados de Trafico de la Guardia Civil de Huesca están investigando el suceso. Según testigos presenciales, el hecho de no producirse heridos de gravedad han sido un auténtico milagro.

CELIA EN EL RECUERDO

Otra buena acción, ayudando a otro vehículo detenido en la carretera, acababa hace años en tragedia y le costaba la vida a Celia, una joven de La Almunia que viajaba en coche con su novio y que fue arrollada por un BMW.

Aquel accidente tuvo lugar en la A-2, en la autovía a la altura de Calatayud. Los jóvenes salieron de su vehículo al ver otro siniestrado y al tratar de empujar el turismo averiado fue arrollada por otro turismo que iba en la misma dirección.


Publicidad


Las autoridades siempre recomiendan detener los vehículos lo más lejos posible de la vía, a ser posible en caminos o áreas de servicio, y avisar enseguida a los servicios de emergencia. En el caso del accidente con un vehículo de la Guardia Civil implicado, siempre es necesario reducir la velocidad al ver otros turismos detenidos.

Publicidad