Sabado, 20 de Octubre de 2018

Ibercaja anunció hace pocas fechas un ERE que contemplaba una previsión de cerrar 160 oficinas y cerca de 686 despidos por todo el territorio nacional. Esta decisión, inició un proceso de negociación formal del ERE entre Ibercaja y los sindicatos – UGT y CCOO -. Los negociadores de la entidad bancaria entregaron ayer a los sindicatos un informe digitalizado con los balances económicos esgrimidos para justificar el ERE, así como datos que avalan los planes de la entidad para llevar a cabo todo el proceso de ajustes.

“NO SE JUSTIFICA NI UN SOLO DESPIDO”

El representante de Comisiones Obreras, Miguel Ángel Villalba, explica a HOY ARAGÓN lo ocurrido durante la reunión con la entidad bancaria. “Durante el encuentro no se han facilitado datos concretos sobre el grado de afectación de los despidos en cada una de las tres provincias aragonesas y en el resto de comunidades en las que opera la entidad”, apunta.

Villalba reconoce, a su vez, que “no hablan de condiciones ni concretan más de lo expresado al inicio del proceso“, y sentencia: “Nos mantendremos en nuestra postura de que no se justifica ni un solo despido”.

“Nos mantendremos en nuestra postura de que no se justifica ni un solo despido”

Desde Comisiones Obreras entienden que “tras las últimas calificaciones que hemos tenido de la CNMV – Comisión Nacional del Mercado de Valores – o de Standard & Poor’s, la evolución de la entidad es buena y sus perspectivas también“.

La responsable de UGT en las negociaciones, Victoria Camarena, ha lamentado “el periodo de tiempo elegido por la entidad para acelerar el proceso”, refiriéndose a los días festivos del puente de Semana Santa, el día de San Jorge y el Día del Trabajo.

IBERCAJA NO CEDE

La entidad bancaria presentará el próximo 19 de abril la propuesta de ERE definitiva. De momento han entregado datos que avalan su reforma laboral. Sin embargo, a juicio de los sindicatos, falta información con más detalle sobre todo el proceso. Y reconocen que están empezando a pensar en la movilización. Los sindicatos no ocultan su malestar.

“Nuestra posición es de indignación porque no jugamos con la misma baraja, no tenemos toda la información ni toda la previsión, es como para echarse a temblar“, detalla Camarena. Según fuentes de la entidad bancaria, los plazos que se marcan para terminar el proceso sería antes de septiembre.

Hasta la próxima reunión entre las dos partes, los sindicatos deben revisar el informe con los datos digitalizados entregado por Ibercaja. Según la entidad bancaria, consultada por este diario, las cifras respaldan el recorte laboral.