Sabado, 20 de Octubre de 2018

En estos días de mayo se celebra en todo Aragón el Concurso del Ternasco de Aragón, una iniciativa del consejo regulador del Ternasco de Aragón I.G.P. en la que participan 89 establecimientos en las 3 provincias aragonesas.

High Grossery, en su cruzada por defender los productos de la tierra, hemos sido nombrados como Jurado del Concurso y esta semana nos encontramos inmersos en pleno proceso de cata.

El ternasco se esconde entre la maleza – High Grossery

Uno siempre que piensa en ternasco se imagina la clásica paletilla asada churruscadita, bien doradita, con sus patatas ‘a lo pobre’… o en esas costillas a la brasa en la clásica barbacoa dominical con los amigos, con una cervecita en la mano… Uff se acerca el verano y nos vamos poniendo grosserys, ¿verdad?

El Concurso del Ternasco nos permite descubrir otras modalidades, formas y maneras de consumir el tradicional bocado aragonés.

Lo hemos probado escabechado en ensalada (sorprendente), también en bocadillo de huevos rotos (que toque le da el huevo frito a absolutamente todo), en tapa como croqueta, en modo brocheta al estilo mozárabe, a baja temperatura con pan de cristal y salsa tártara, etc.

¿Quién tiene hambre? – High Grossery

Es lo que tiene este concurso, que nos ofrece durante esta semana todo un abanico de posibilidades de probar el ternasco como quizá antes no lo habíamos hecho, y de paso conocer lugares de la ciudad que no habíamos visitado y ahora serán referencia para nosotros.

Eso si, no creáis que la labor de ser Jurado es toda maravillosa, ayer, sin ir más lejos, nos encontrábamos merendando una caldereta de ternasco ¡a las 7 de la tarde! Otro día ya hablaremos de la operación bikini…¡de 2018!