Martes, 11 de Diciembre de 2018

El Gobierno municipal de Zaragoza impulsa un barómetro de opinión municipal sobre su gestión. Y todo ello, costeado con 15.000 euros de dinero público. La idea planteada por ZEC ha sido ‘sacudida’ por los grupos de la oposición por ser un “sondeo político disfrazado“.

Es decir, lejos de una encuesta sobre la situación de la ciudad, la califican de una encuesta sobre los proyectos de ZEC, y no el pulso de la ciudad respecto a sus preocupaciones o demandas.

El polémico barómetro lleva el título de ‘Cuestionario sobre la percepción de la ciudadanía respecto a la gestión municipal de la ciudad de Zaragoza’ y ha sido otorgado a dedo al Colegio de Sociólogos y Politólogos de Aragón, por petición del gobierno de ZEC.

El meollo de la crítica de los partidos de la oposición pivota cuando se pide que se puntúe al alcalde de Zaragoza del 1 al 10 por su actuación política. Así como al resto de concejales del Gobierno, y los concejales de la oposición. E incluso, preguntan a qué partido votaría el encuestado si fueran mañana las elecciones.

“ENCUESTAS DE CORTE ELECTORAL”

El edil del PP, Sebastián Contín, calificó la intención de ZEC de “disfraz” para pagar con dinero de todos los zaragozanos un barómetro de opinión municipal que, en palabras de Contín, no es más que “encuestas de corte electoral”.

Lo que pretende ZEC, explicó Contín, es “pagarse con dinero público encuestas de corte electoral y sobre sus proyectos de Gobierno, lo que dista mucho de un auténtico barómetro de opinión cuyo objetivo sea conocer la satisfacción ciudadana con los servicios públicos”.

Según el concejal popular, se trata de un “cuestionario político” cuyo contenido revela preguntas relacionadas con políticas de vivienda, seguridad ciudadana, actividades culturales, mercados o zonas peatonales. Y, según Contín, “casualmente son preguntas relacionadas que giran en torno a proyectos de ZeC“.

¿CREE QUE SE DEBERÍAN DESARROLLAR LOS SIGUIENTES PROYECTOS?

Por ejemplo, varias de las cuestiones planteadas, según el ‘barómetro’ al que ha tenido acceso este periódico, son la recogida selectiva de materia orgánica, la municipalización de servicios, la apuesta por los carriles bici y la no apertura de más centros comerciales en Zaragoza.

Por tanto, desde las filas populares lo tienen claro. Un rechazo contundente por ser un barómetro “claramente partidista” que supondrá “un nuevo despilfarro de recursos públicos” para favorecer los intereses de ZEC.

Cuestionario Servicios y Percepción Ciudadana_Ayto. Zaragoza_Final

*Lea integramente el barómetro encargado por el Ayuntamiento de Zaragoza

“Nos parece muy bien que ZEC quiera saber cómo le va electoralmente o cómo se valora al alcalde o a los proyectos que propone como Gobierno, pero que se lo pague con su dinero, no con los impuestos de los zaragozanos“, subrayó Contín. Además, el concejal resaltó que, en el caso de que ZEC siga adelante con este “falso” barómetro -de 15.000 euros- debe salir a licitación pública y en ningún caso “adjudicarlo a dedo“.

PSOE: “UNA ENCUESTA DE CONSUMO INTERNO”

El grupo municipal del PSOE en el consistorio zaragozano, avanzó ayer que solo respaldará la elaboración de una encuesta con fondos públicos si ésta se orienta a mejorar los servicios públicos de la ciudad, pero no apoyará prospecciones electorales de ningún partido político del consistorio.

Según el PSOE, la propuesta de ZEC tiene por objeto realizar una prospección de voto de los zaragozanos en futuras consultas electorales e indagar sobre la valoración de las políticas que ha desarrollado hasta el momento el Gobierno de la ciudad.

El sondeo que quiere impulsar ZEC no cuenta con el apoyo del PSOE, que entiende que una encuesta como la que pretende ZEC está orientada “a su exclusivo consumo interno” y por lo tanto debe financiarse desde las filas de Zaragoza en Común “y no desde las arcas municipales”.

ZEC se defiende de las acusaciones al entender que es sólo una “propuesta elaborada por el Colegio de Sociólogos y Politólogos“. Sobre la coincidencia en las preguntas con los proyectos ideológicos de ZEC, rechazan la casualidad porque ellos no han elegido las cuestiones.