Domingo, 16 de Diciembre de 2018

El presidente aragonés, Javier Lambán, ha asegurado hoy que su Gobierno, como demócrata y defensor de la Constitución, apoya al Ejecutivo central en las medidas que éste adopte para intentar evitar la “senda insensata” de la secesión que ha emprendido la Generalitat de Cataluña.

En declaraciones a los medios de comunicación en un colegio de Huesca, que ha visitado con motivo del inicio del curso escolar, Lambán ha instado a los españoles a que empiecen a asumir y ser conscientes de que se enfrentan “al problema político e institucional más grave desde el golpe de Estado de 1981“.

La “insensatez” de los independentistas y de la Generalitat encamina a una parte “muy importante de España” a una situación “que atenta contra el estado de derecho” y contra una historia de “cinco siglos de convivencia”, ha dicho Lambán.

A su juicio, se están vulnerando los derechos de millones de catalanes que “no están de acuerdo en absoluto” con lo que ocurren motivo por el que los demócratas deben apoyar al Gobierno en la búsqueda de soluciones y todos los implicados tienen que “tratar de introducir en el debate elementos que lo clarifiquen”.

También ha insistido en que sería “un error” pensar que todos los catalanes son independentistas y que todos están en esa “senda insensata de la secesión”.

El problema debe importar especialmente a los aragoneses, ha recalcado su presidente, dadas las relaciones familiares “de intensidad” que hay entre ambas comunidades, vecinas y con economías “estrechamente interconectadas”.

Si en algún lugar una “hipotética secesión” tendrá consecuencias “netamente perniciosas” ese sería en Aragón, motivo por el que Lambán considera que los aragoneses deben de estar “especialmente alertas“, hacer saber al resto de españoles que “no todo en Cataluña es insensatez” y poner sobre la mesa “lo mucho” que une a Cataluña con España. “Por eso debemos de jugar un papel importante en la búsqueda de soluciones“, ha concluido Lambán