Viernes, 14 de Diciembre de 2018

El presidente de la región francesa de Nueva Aquitania, Alain Rousset, reconoció ayer que está “inquieto” por la situación de Cataluña, una cuestión sobre la que ha hablado con el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, en un encuentro que mantuvieron ayer en Zaragoza.

En una rueda de prensa posterior a esta reunión, donde abordaron la reapertura de la línea ferroviaria del Canfranc (Huesca), Rousset comentó que es necesario encontrar una “solución” entre el Gobierno de España y la Generalitat de Cataluña y evitar situaciones “extremas“.

“Estamos en una Europa democrática, tenemos que reforzar la construcción europea”, indicó Rousset, quien recordó en varias ocasiones que lo que está ocurriendo en Cataluña le “inquieta mucho”.