Lunes, 17 de Diciembre de 2018

El desafío en Cataluña tiene su repercusión en la política aragonesa. Los líderes de las formaciones aragonesas lanzan mensajes en uno u otro sentido: a favor de la independencia de Cataluña o en defensa de la unidad territorial de España. Y en el seno del Ejecutivo aragonés (PSOE-CHA) las opiniones están enfrentadas.


Publicidad


El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, mostró su disposición a tratar de construir con Cataluña “los nexos que un independentismo insensato está intentando de romper”. Y por otro lado, el líder de Chunta Aragonesista, José Luis Soro, defendió públicamente, hace pocos días, su posición en favor del referéndum de Cataluña.

LAMBÁN, LA “AMENAZA” INDEPENDENTISTA

El presidente de Aragón, Javier Lambán, hizo hincapié -en el día de ayer- en su preocupación por el proceso independentista puesto en marcha por Cataluña y que supone una “amenaza” para la articulación del estado autonómico.

Consciente de que su “responsabilidad” es defender los intereses de Aragón, lo que significa enfrentarse con los políticos catalanes por cuestiones como la devolución de los bienes artísticos del monasterio de Sijena, el agua, o el Archivo de la Corona de Aragón, ha asegurado que éstos son asuntos que “palidecen con lo que nos une”.

“Los intereses también se defienden entendiendo que es fundamental establecer lazos de cooperación” subrayó el presidente de Aragón quien insistió en que eso es “una responsabilidad nuestra como comunidad vecina que voy a tratar de ejercer hasta lo que sea capaz”.

CHUNTA DEFIENDE EL DERECHO A DECIDIR

El portavoz de CHA en las Cortes, Gregorio Briz, respaldó ayer en las Cortes de Aragón el derecho de Cataluña a decidir su destino político de forma democrática y libre, pero no concretamente el referéndum del 1 de octubre.

En declaraciones a los medios, Briz mostró la preocupación de su partido ante una situación que a su juicio está derivando en “un autoritarismo y una confrontación que en España trae malos recuerdos”.

Criticó que ante una pretensión de independencia el Gobierno de Mariano Rajoy ha optado por “no mover absolutamente nada” y por “parapetarse en la ley y en la Constitución”, y el ejecutivo catalán, por no respetar la ley y por buscar “planteamientos que no son lo más adecuados”.

CHA defiende por tanto un referéndum amparado por la ley, con todas las garantías jurídicas, políticas y democráticas, y eso se consigue por medio de la política, con diálogo y acuerdo.

Aunque no se sepa qué ocurrirá el domingo, el día 2 el problema seguirá ahí y se le tendrá que dar protagonismo a la política, explicó Briz, a quien también le preocupa lo que pueda ocurrir en el debate sobre la arquitectura territorial de España y qué papel va a tener Aragón.

Porque aunque CHA no sea partidario del independentismo para Aragón, sí apuesta por un estado federal con autonomía financiera adecuada.