Martes, 23 de Octubre de 2018

El consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, ha explicado en el día de hoy -en las Coprtes de Aragón- que las compañías Ryanair y Wizz Air, que operan en el Aeropuerto de Zaragoza, reciben entre 6 y 5 euros, respectivamente, por cada pasajero que transportan con destino u origen en la capital aragonesa.

Sin esta subvención, ha explicado el consejero, estas conexiones desaparecerían del Aeropuerto de Zaragoza. Ryanair tiene conexiones regulares desde Zaragoza con Bruselas, Londres y Milán y con París en época estival, mientras que Wizz Air vuela a Bucarest y a la también ciudad rumana de Claj Napoca.

La compañía húngara Wizz Air recibe cinco euros de subvención del Gobierno de Aragón por pasajero siempre que se cumpla el 75 por ciento de ocupación en los vuelos, mientras que Ryanair percibe 5,78 euros por pasajero.


Publicidad


Según ha afirmado el consejero Soro, desde el Gobierno de Aragón se está negociando las prórrogas de estos contratos, que se adjudicaron sin concurrencia competitiva. En el caso de Ryanair es práctica habitual.

SORO BUSCA CAMBIAR EL MODELO

“No hay otra forma de contratar” con esta compañía, ha asegurado Soro en las Cortes de Aragón, quien también ha dicho que la aportación económica por ruta y año es de unos 200.000 euros, es decir, 1,2 millones de euros anuales.

No obstante, cuando Ryanair decidió reducir la frecuencia de los vuelos a París y que estos se operaran solo en verano, el Gobierno de Aragón redujo su aportación en 71.000 euros.

José Luis Soro, consejero de Vertebración del Territorio / Cortes de Aragón

El consejero, no obstante, ha asegurado que se está intentando cambiar progresivamente el modelo de relación con las compañías que operan en Zaragoza para volcarlo en la promoción turística de la ciudad. En esta línea se sitúa el contrato, firmado esta vez sí en concurrencia competitiva, con Volotea para operar dos conexiones con Munich (Alemania) y Venecia (Italia) durante tres años en los meses de verano.

Con un coste de 1,2 millones, el contrato lleva aparejadas acciones de promoción turística en ambas ciudades y a bordo de los aviones de la compañía, así como de contacto directo entre operadores. Con Volotea, Soro pretende que se produzca un “efecto llamada” para la instalación de otras compañías en Zaragoza y asentar la ciudad como un destino “de referencia” en el valle del Ebro.

CRÍTICAS

El diputado del PP, Javier Campoy, ha reprochado a Soro que no haya cambiado el régimen jurídico de la relación con Ryanair cuando prometió hacerlo y siendo que la compañía empezó operando trece vuelos en 2011 y ahora solo opera cuatro.

Ha pedido un análisis “certero y real” de la rentabilidad de estos contratos, mientras que Jesús Sansó, de Ciudadanos, ha criticado estas subvenciones “para comprar billetes de avión”, ayudas que desde hace tiempo se sabía que eran malas pero que “nadie se ha atrevido a corregir”.

Por Podemos, Nacho Escartín se ha preguntado si la subvención de seis euros es determinante para que un pasajero compre su billete, y ha mostrado su preocupación por las condiciones laborales del personal de Volotea, que el consejero se ha comprometido a supervisar.