Viernes, 19 de Octubre de 2018

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, y el coordinador de IU, Alberto Garzón, han sido llamados a un acto de conciliación previo a la interposición de una demanda para que rectifiquen los tuits en los que llamaban “nazis” a unos manifestantes que protestaban contra un acto de Unidos Podemos el 24 de septiembre en Zaragoza.

Según publicó El Periódico de Aragón, y ha confirmado HOY ARAGÓN, dos jubilados que participaban en la protesta espontánea que se produjo el pasado 24 de septiembre a las puertas del pabellón Siglo XXI de Zaragoza, donde Unidos Podemos había convocado una asamblea prorreferéndum.


Publicidad


Ese día, a las puertas del pabellón deportivo donde se iba a celebrar el acto se congregaron a lo largo de la mañana decenas de manifestantes -hasta llegar a más de quinientos- lo que obligó a las fuerzas de seguridad a restringir en un momento dado las salidas del recinto para garantizar la seguridad de los participantes y de los periodistas congregados.

Concentración ‘españolista’ en los exteriores del acto de Unidos Podemos / EFE

Fue en ese momento cuando Garzón publicó un tuit en el que decía: “Unos 300 nazis están berreando a las puertas de #asamblea24S. No toleran la democracia. Entre todos ellos no suman una neurona útil”.

Echenique, por su parte, tuiteo en varias ocasiones sobre esa mañana y en uno de esos tuits decía: “Mientras tanto, en Alemania, los neonazis primos de los de esta mañana en Zaragoza podrían ser tercera fuerza. Da miedo” o “La que fuera directora general del PAR aplaudiendo a los fascistas que han agredido a la Presidenta de las Cortes de Aragón. Todo en orden”.

Se refería Echenique a la agresión sufrida esa mañana por la presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba, de Podemos, a quien un manifestante lanzó una botella de agua cuando esta salió del recinto para hablar con el jefe del operativo de seguridad y solicitar un refuerzo del efectivo.

Dos de los asistentes a la concentración han decidido solicitar un acto de conciliación, aceptado por un juzgado de primera instancia de Zaragoza, al que están citados, además de Echenique y Garzón, la diputada de Unidos Podemos Teresa Arévalo; la número 2 de la candidatura de UP en Zaragoza, Rosa María Artal; el dirigente de Ezker-Anitza-IU Xabier Pombo; y el catedrático de Filosofía del Derecho Francisco Javier Lucas.

Alberto Garzón, a su llegada al acto de Unidos Podemos / EFE

Arévalo tuiteó ese día “Ana, vecina de Zaragoza, para su coche y se ofrece a llevarnos a la estación para que los nazis no nos agredan. Solo el pueblo salva al pueblo!”, mientras que Pombo colgaba en la red: “Mientras mis compañeros de @EzkerAnitzaIU @iunida @ahorapodemos en Zaragoza hablan de diálogo de respeto 400 nazis les acosan a la entrada”.

Y en uno de sus tuis, Artal colgó: “Fascistas cercan asamblea de cargos electos con varios alcaldes, horas sin policía, agreden a la Pta. Cortes de Aragón… sin repercusión”.

Los demandantes, según explica su abogada, habían acudido con su bandera de España a esta concentración y se sintieron “insultados”, y por eso han decidido solicitar este acto de conciliación previo a la interposición de una demanda por injurias y calumnias.

Ambos solicitarán en el acto de conciliación, fijado para el próximo 17 de noviembre, que los demandados se retracten en el mismo medio en el que vertieron sus opiniones, es decir, en Twitter, y en el caso contrario se interpondrá la correspondiente demanda penal.

Se les da, por tanto, una “oportunidad” para que retiren sus “insultos“, en tanto en cuanto los demandantes “no son nazis” ni portaban ningún símbolo que les pudiera identificar como tales.