Miércoles, 19 de Diciembre de 2018

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, asegura que desde la llegada de ZEC al Gobierno municipal eran conscientes de que iban a sufrir una “caza de brujas“, que va “in crescendo” ante la cercanía de la campaña electoral, por parte de quienes han sido desplazados “del sillón”.

La petición de explicaciones -por parte del PP- responde, entre otras, a la denuncia llevada a la Fiscalía por cinco presuntos delitos penales del alcalde Santisteve y dos de sus concejales; así como la denuncia desde el PP de que la concejal Arantza Gracia hubiera beneficiado a su ex socia con subvenciones desde el Ayuntamiento por valor de más de 30.000 euros.


Publicidad


Después de rechazar usar más de un minuto -en el pleno municipal del pasado viernes- de su primer turno de palabra, sí que intervino en el segundo para recalcar que los miembros del equipo de gobierno han obrado de acuerdo al principio de “buena fe“.

LA CAZA EMPEZÓ

En relación a este punto, ha puesto como ejemplo que, cuando el objetivo era poner “luz y taquígrafos” en algo tan “opaco” como la sociedad municipal Ecociudad, “ha pasado lo que ha pasado”, aludiendo a la decisión del resto de grupos de llevarle a la Fiscalía por esta actuación.

“La caza empezó y la caza va a continuar”, aseveró, al igual que ocurre en Santiago de Compostela, Cádiz, Madrid o Barcelona.

En este sentido, el alcalde se mostró convencido de que van a seguir metiendo “las narices” en “la vida privada de uno o de otro” para “intoxicar” e intentar demostrar que “somos como ustedes”, en referencia al PP.

Consideró, por otro lado, que es “inaudito” que se haya abierto juicio oral contra el consejero Alberto Cubero por el accidente de la Oktoberfest cuando, además, el ministerio fiscal no ha procedido contra él.

EL CHIRINGUITO DE ZEC

Durante su comparecencia, Santisteve también dio la palabra a la concejala Arantza Gracia para responder a las acusaciones recibidas de que su ex socia triplicara su facturación con el ayuntamiento con ella en el Gobierno.

Gracia tachó los datos difundidos por el PP de ser “manifiestamente falsos” con una intención “explícita” de perjudicar su imagen pública, ya que se obviaron en la comparación las facturas a Zaragoza Cultural del año 2014, por lo que no se habría producido tal incremento.

El portavoz popular, Jorge Azcón, subrayó que repasar el programa político de ZEC “da vergüenza” y les acusó de montar un “chiringuito” con sus “amigos”, “círculos” y “exsocios” para repartirse el dinero de los zaragozanos.

Consideró que desde ZEC han sido “severos”, “estrictos” e “implacables” con los demás y que luego han demostrado una “incoherencia” e “hipocresía abismal”.

En ese sentido, Azcón preguntó al alcalde si piensa ser “coherente” y dimitir si finalmente es imputado por prevaricación, falsedad, ocultación de documentos, denuncia falsa y acoso laboral, después de los papeles remitidos a Fiscalía por el resto de grupos sobre Ecociudad.