Miércoles, 17 de Octubre de 2018

La soledad de ZEC se cronifica. Los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Zaragoza criticaron ayer la falta de ambición del alcalde, Pedro Santisteve, reprochándole estar detrás de una “ciudad paralizada” y de presentar proyectos “repetitivos” anunciados ya el año pasado.

La oposición, concretamente el PSOE de Pérez Anadón, deslizó críticas furibundas por la gestión de Pedro Santisteve. La actitud de Pérez Anadón, y los matices de su discurso, evidenciaron que no existe ni un mínimo atisbo de relación entre los socialistas y los ‘comunes’.


Publicidad


En el debate sobre el Estado de la ciudad -celebrado ayer-, la oposición afirmó que el clima de confrontación protagonizado por ZEC ha sido la tónica de su gobierno. Y junto a ello, no vale recurrir a la falta de experiencia de ZEC después de dos años y medio al frente del Ayuntamiento.

“FRENTE DE IZQUIERDAS”

La falta de inversiones, la ausencia de un modelo de ciudad o el desconocimiento de gobernar han sido algunas de las críticas repetidas por la oposición. Santisteve, en su ‘defensa’, se olvidó de explicar las principales banderas que ha relucido ZEC durante su gobierno: la municipalización de servicios, el intento de expropiar iglesias, el ICA, la crisis en Ecociudad o los varapalos judiciales al gobierno, entre otros.

Ante estas críticas, el alcalde zaragozano apostó en su réplica por continuar con su programa electoral, y con la mano tenida al PSOE y a CHA para impulsar políticas de izquierdas en lo que queda de legislatura. Una petición que cayó en saco roto, por el ‘no’ de Pérez Anadón con la retahíla de descalificaciones -algunas rozando la mofa- hacia Santisteve.

Más conciso, respecto al apoyo de la izquierda hasta el final de legislatura, fue el portavoz de ZEC Pablo Muñoz en su turno de intervención. Muñoz pidió ampliamente un “frente de izquierdas” por dos motivos. El primero, por el rearme de la derecha en alusión al posible gobierno de Jorge Azcón (PP) con el apoyo de Ciudadanos en 2019.

Y en segundo lugar por la necesidad vital de ZEC, ya que necesita de manera insalvable el apoyo de PSOE y Chunta Aragonesista para seguir gobernando; y en el corto plazo sacar adelante los presupuestos de 2018.

LAS PROPUESTAS DE AZCÓN

El portavoz popular, Jorge Azcón, afirmó que la ciudad no sólo está “paralizada”, sino que ha retrocedido por la falta de proyectos del Gobierno de ZEC, a quien achacó su “incapacidad” para gestionar.

En concreto, Azcón resumió en tres los “grandes problemas” del Gobierno de la ciudad: su aversión a cumplir la ley; poner su ideología por encima de todo lo demás; y su incapacidad para llegar a acuerdos,

Y si hay un ejemplo ‘estrella’, del que además el alcalde no dijo ‘ni mu’, es la municipalización de algunos servicios públicos, algo que para Azcón es ya “un proyecto fallido”.

Así en relación a estos tres “problemas”, Azcón se refirió a la lista de sentencias judiciales en contra de la gestión del consistorio, entre ellas la paralización del servicio Bizi; la creación de conflictos donde no existen o las “malas relaciones” entre el Ayuntamiento y el Gobierno de Aragón.

Para Azcón, la Ley de Capitalidad no es un “acuerdo histórico”, sino una “tomadura de pelo” y un apaño para aprobar los presupuestos de la Comunidad y de la ciudad. Sobre las cuentas, Azcón no se detuvo, al considerar que para ZEC, son “papel mojado”, que no llega a ejecutar.

Recalcó uno de los argumentos más utilizados por los populares: el “enchufismo” y la “red clientelar” de ZEC. Y lo ejemplificó en la recién incorporación del vicepresidente de la Junta de Distrito del Casco Histórico al gabinete del alcalde.

Azcón, en la mayor parte de su discurso, relató el concepto de ciudad que le gustaría desarrollar más allá de 2019. Una “nueva política” por la necesidad de plantearse “qué ciudad queremos en Zaragoza“. Por ello, propuso un modelo de ciudad basado en tres retos: la tecnología, la movilidad y la capacidad de atraer talento e inversiones.

PÉREZ ANADÓN SE DISTANCIA DE ZEC

Por su parte, el portavoz socialista, Carlos Pérez Anadón, recriminó a Santisteve que ese Gobierno que prometía echar a los supuestos ladrones, se ha transformado en uno “aislado” que ha fracaso en sus intentos de criminalizar a anteriores gobiernos.

En esta línea, le reprochó no haber entendido que ZEC no ganó las elecciones, sino que lo hizo el conjunto de la izquierda, y le recordó que, en base a esto, el PSOE no dudó en apoyar la investidura de Pedro Santisteve como alcalde de la ciudad.

Desde entonces, dos años y medio después, sólo queda una “inmensa decepción”: “Usted ha incumplido tanto que su palabra hoy cotiza como las acciones de un banco quebrado“, ha dicho.

Después, Pérez Anadón, afirmó que el discurso de Santisteve fue un “ejercicio repetitivo” que, para él, fue de pura fantasía y “delirio“.

Así habó de una ciudad “paralizada” donde solo 6 de cada 100 euros se gastan en inversiones, de “falta de ambición” para captar fondos europeos; o la incapacidad para sacar adelante la gestión de proyectos como la operación baldosa o la ampliación Bizi.

Sobre movilidad, criticó la “improvisación” del Gobierno en la línea 2 del tranvía, así como el plan de choque de renovación de la flota de autobuses anunciado el año pasado. “Prometieron autobuses eléctricos y nos han traído chatarra“, dijo.

La gestión de ZEC se traduce, para Pérez Anadón, en que el Gobierno ha postergado las necesidades de los ciudadanos, como la creación de empleo, para aislarse en un reducto de fieles. Y recalcó diciendo que hay una “izquierda distinta“.

CIUDADANOS REPROCHA LOS ‘OLVIDOS’

Para la portavoz de Cs, Sara Fernández, reconoció que podría repetir -Pedro Santisteve- la intervención que hizo en el debate de la ciudad el año pasado por lo poco que se ha avanzado. La gestión del Ayuntamiento en 2017, expresó que se puede resumir en “un suspenso“.

Sara Fernández, portavoz de Cs / H.A

Fernández reprochó a Santisteve los “olvidos” en el discurso del alcalde sobre cuestiones relevantes para el ayuntamiento, a las que no ha dedicado ni un minuto, como el reglamento de participación ciudadana, la reforma de la policía local, la municipalización de servicios, y en concreto el 010, o el ICA.

“EL CAMBIO NO HA LLEGADO”

El portavoz de CHA, Carmelo Asensio, quien defendió la labor constructiva de su formación desde la oposición. Por ello, afirmó que el cambio prometido por ZEC no ha llegado, al menos no en la forma en la que esperaban miles de ciudadanos.

A pesar de los “tímidos avances”, CHA no puede hacer un balance positivo como le gustaría, porque, entre otras cosas sobran “demasiados conflictos” y “tensiones innecesarias“, que a su juicio, se deben a la falta de hoja de ruta de ZEC.

No obstante, Asensio reconoció que algunas cosas sí se están haciendo bien, entre ellas el saneamiento de las cuentas o el acuerdo de las ordenanzas fiscales, así como el esfuerzo para apostar por las políticas sociales.

Asensio terminó su intervención dando un aviso a los grupos de izquierda. “Corremos el riesgo de que la derecha pueda gobernar“, matizó Asensio, al tiempo que pedía al PSOE que la izquierda vaya de la mano, porque todavía hay tiempo.