Miércoles, 17 de Octubre de 2018

El director de Cultura de la Generalitat en Lérida, Josep Borrell i Figuera, ha advertido de que la operación policial para trasladar las 44 obras puede perjudicar a los aragoneses que viven en el Aragón oriental y reciben asistencia sanitaria en la capital del Segrià.


Publicidad


“Puede ser que a la gente de Aragón les pase factura, porque hay servicios que presta Cataluña a los aragoneses de forma desinteresada y generosa y que se paga, como el servicio sanitario, pero podría ser que nos lo repensáramos”, ha afirmado a las puertas del museo de Lérida, mientras técnicos embalan las piezas de arte para su traslado.

De la misma manera, ha calificado de “expolio cultural” la devolución de los bienes de Sijena.

“Creo que es un error de alguna manera el conflicto podría tener el amparo del Tribunal Supremo (TS), no sé por qué tanta prisa”, ha subrayado.