Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

El ministro de Cultura del Gobierno de España, Íñigo Méndez de Vigo, (quien ostenta las competencias de Cultura en Cataluña en aplicación del artículo 155 de la Constitución) ha autorizado a la Generalitat la presentación de dos recursos sobre los bienes del Monasterio de Sijena ante el Tribunal Supremo.

El anuncio se hace días después de las elecciones catalanas -del pasado 21 de diciembre- y a la espera de que se produzca la investidura de un nuevo presidente en Cataluña. Será en ese preciso momento cuando se retire la aplicación del artículo 155, y por tanto Méndez de Vigo deje de ejercer de conseller.


Publicidad


Sin embargo, el ministro ha decidido recurrir la sentencia del Juzgado de Huesca antes del nombramiento de un nuevo Govern.

UNA DECISIÓN “CONTRA ARAGÓN”

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha reprochado hoy al ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, que en el conflicto por la devolución de los bienes de Sijena se haya posicionado “desde siempre” a favor de Cataluña y de la Generalitat y “contra Aragón“.

Javier Lambán, en una foto de archivo / EFE

“Para un gobierno y para una comunidad que ha acreditado su lealtad constitucional de manera ejemplar resulta bastante desalentador que el Gobierno de España en este conflicto se haya posicionado desde siempre, desde el principio, con Cataluña; que ni siquiera haya sido neutral”, ha lamentado el jefe del ejecutivo aragonés.

CRÍTICAS AL ‘ARQUITECTO’ DEL 155

El presidente aragonés ha hecho referencia, en este sentido, a unas recientes declaraciones del secretario de Estado encargado de aplicar el 155 en Cataluña, el oscense Roberto Bermúdez de Castro. 

Según Lambán, éste reprochó al Gobierno de Aragón que exigiera el cumplimiento de la sentencia que ordenaba la devolución de las últimas 44 piezas que llegaron al cenobio.

Fue por ello por lo que el Gobierno de Aragón tuvo que requerir el uso de las fuerzas del orden público para conseguir que se ejecutara la sentencia, ha recordado el presidente.

Y ahora se vuelve a ver esa toma de posición a favor de la Generalitat, ha agregado, en tanto en cuanto el ministro “perfectamente se podría haber ahorrado el último recurso de casación”.

Como aragonés, Lambán lamenta “mucho” esta actitud del Gobierno de España, “que más que actuar como un Gobierno de todos, actúa como el Gobierno de una parte de España contra otra“, ha zanjado.