Martes, 13 de Noviembre de 2018

El Consejo de Gobierno ha declarado como inversiones de interés autonómico diez nuevos parques eólicos, seis de ellos en municipios de las cuencas mineras, con una potencia total de 310,20 megavatios y que supondrán una inversión de 352,28 millones de euros.

La inversión de Enel Green Power España generará 1.862 puestos de trabajo en la fase de construcción de los parques y 68 en la fase de explotación, que se extiende durante veinticinco años, según ha explicado en la rueda de prensa posterior a la reunión del Gobierno la consejera de Economía, Marta Gastón.


Publicidad


TERUEL, LA GRAN BENEFICIADA

Los seis proyectos de las cuencas mineras se instalarán en terrenos de Allueva, Anadón, Muniesa, Alacón, Rillo, Cañada Velilla, Fuentes Calientes, Mezquita de Jarque, Moyuela y Blesa, con la finalidad específica de que contribuyan a servir de alternativa al declive del carbón.

Los otro cuatro parques para los que se ha aprobado hoy la declaración de interés autonómico se ubicarán en Fonfría (Teruel) y en diversos terrenos de los municipios zaragozanos de Mallén, Fréscano, Borja, Fuendetodos, Luna, Las Pedrosas y Sierra de Luna.

La declaración supone que se reducen a la mitad los trámites vinculados a la ejecución y desarrollo de los proyectos en las administraciones aragonesas.

EL IMPULSO DE LA ENERGÍA EÓLICA

Una vez concluya esta tramitación administrativa, que incluye la declaración de impacto ambiental por parte del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga), comenzarán los trabajos de construcción, que se prevé que se realicen en un plazo inferior a los doce meses.

Estos proyectos, ha recordado Gastón, se suman a los 48 parques eólicos y doce plantas solares fotovoltaicas que ya han sido considerados de interés autonómico desde febrero de 2017, fecha en la que se aprobaron los nuevos criterios interpretativos para conceder esta distinción a iniciativas en materia de energías renovables.

Las vías para obtener la declaración de interés autonómico son o bien que los proyectos se ubiquen en las cuencas mineras o bien que hayan sido adjudicados en subastas estatales y su tramitación corra a cargo de la comunidad autónoma.

Esta regulación aprobada en febrero de 2017 tiene el doble objetivo de continuar con el desarrollo de políticas públicas para el crecimiento de la energía de origen renovable en Aragón y de facilitar la implantación de este tipo de proyectos en el territorio con el fin último de generar riqueza, innovación y empleo, aseguran desde el Gobierno de Aragón.

LA ATRACCIÓN DE ARAGÓN

Desde febrero de 2017 se han concedido pues -incluidas las aprobadas hoy- 58 declaraciones de interés autonómico para parques eólicos, ocho de ellas en las cuencas mineras con una potencia de 301,20 megavatios, mientras que las 50 restantes suman 1.676,9 megavatios.

Marta Gastón, Consejera de Economía del Gobierno de Aragón / DGA

Para Gastón, este tipo de iniciativas y de declaraciones estimulan “adicionalmente” a los inversores para que perciban Aragón “como un territorio de oportunidades en energías renovables“.

Además, la consejera ha precisado que las empresas que impulsan estos proyectos trasladan al Gobierno sus necesidades en materia de contratación de personal cualificado, especialmente en la fase de explotación, para que las administraciones públicas se pongan “manos a la obra” para impulsar la formación de las personas necesarias.