Viernes, 16 de Noviembre de 2018

La Guardia Civil está, desde la tarde de ayer, enfrascada en la investigación del cadáver de una mujer que fue hallado en el entorno del embalse de Mequinenza.

El cuerpo, según apunta la benemérita, no mostraba signos de violencia y muestra un avanzado estado de descomposición por “haber estado mucho tiempo” bajo el agua.

El cuerpo se encontró, concretamente, en el río Segre, a 100 metros de su desembocadura en el río Ebro.

El entorno del embalse de Mequinenza / Google Maps

En el día de hoy se procederá a realizar la autopsia con el fin de averiguar su identidad de la fallecida y las circunstancias de la muerte. Fuentes de la Guardia Civil aseguran que el cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Aragón (ubicado en Zaragoza).

La Guardia Civil baraja varias opciones a falta de la autopsia. La más certera, según apuntan, es que el cuerpo sea de alguna de las personas desaparecidas en los últimos meses.