Sabado, 20 de Octubre de 2018

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha considerado hoy que hay que “sacar pecho” porque “la unidad de la izquierda funciona” y lo hace mejor que en la última década, después de que ayer se aprobaran inicialmente los presupuestos antes que en los últimos 12 años.

En declaraciones a los medios en una visita al barrio de Santa Isabel, el alcalde se ha congratulado de que se vayan “arañando semanas y meses” para que la aprobación presupuestaria se acerque al año natural, ya que ello implica mayores facilidades a las entidades sociales a la hora de acceder a subvenciones, así como a la ejecución de los mismos.


Publicidad


MEJORAR LA RELACIÓN

Ha agradecido por ello a PSOE y CHA, que con sus enmiendas “han mejorado el presupuesto” y cree que en esta legislatura se ha mejorado un 40 por ciento la acción social y también la movilidad, los parques y jardines o la flota de autobuses y los servicios públicos de Zaragoza funcionan “por encima de la media”, algo que reconoce la ciudadanía.

No obstante, sí que ha expresado que le “encantaría” que pudiera haber un terreno “más allanado, más tranquilo, más sosegado” con las dos fuerzas políticas que le auparon a la alcaldía, y así poder “avanzar juntos” en un modelo de ciudad que comparten “en gran parte”.

Ha achacado los desencuentros constantes vividos hasta ahora a “situaciones personales” o “distorsiones” que vienen de otros sitios, pero ha declarado que “nunca” pierde la esperanza.

LA PIEDRA EN EL CAMINO

Sobre las cuentas de 2018, que incluyen una partida de 800.000 euros para el Real Zaragoza que ZEC se negaba a recoger, ha dicho que es “una piedra en el camino” y que “no ha quedado otra” que incorporar una cosa que “no es de recibo”.

Además, ha reiterado que se trata de una enmienda “dificilísima de aplicar” y que pone en cuestión también todo el apoyo al deporte de élite porque es “desproporcionada”.

Eso sí, Santisteve ha dejado claro, ahora que llega el mercado de invierno, que el Ayuntamiento no está para destinar ningún dinero público al fichaje de jugadores y que son “negocios privados“.

En este sentido, ha recordado que al club “no le cuesta absolutamente nada el campo” y que no se niega a ponerse de acuerdo con la Federación de Fútbol, entidades privadas, bancos o Gobierno de Aragón para apoyar a la afición y contribuir a hacer posible el ansiado ascenso a primera división.