Martes, 23 de Octubre de 2018

La consejera de Economía de Aragón, Marta Gastón, ha asegurado hoy que el futuro de la planta de PSA-Opel de Figueruelas “no depende de medidas que pueda llevar a cabo el Gobierno de Aragón”, que “no puede ni debe ofrecer nada en absoluto a la empresa, porque no sería una negociación colectiva”.


Publicidad


No obstante, en declaraciones a los medios antes de la inauguración de la jornada ‘Empresas por la Igualdad de Trato y Oportunidades’, la consejera ha insistido en mostrar la preocupación del Gobierno autonómico ante la posible paralización de la planta Opel de Figueruelas (Zaragoza), por el fuerte impacto que tendría para la economía de la comunidad.

Por eso, ha recordado que el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, solicitó ayer reunirse de forma urgente con la dirección y con los sindicatos de la planta aragonesa para tratar de reconducir los planes de del grupo PSA-Opel de paralizar todas las actividades relacionadas con la fabricación en esta factoría del nuevo Corsa, así como las inversiones vinculadas a nuevos modelos.

El futuro de la planta de PSA-Opel de Figueruelas “no depende de las medidas que pueda llevar a cabo el Gobierno de Aragón”

La preocupación del ejecutivo, ha dicho Gastón, está relacionada fundamentalmente con la implicación que tiene PSA-Opel en el PIB aragonés, pues el 24 por ciento del mismo corresponde al sector industrial y, dentro de este, un 17 % procede del sector de la automoción.

En este sentido, la planta de Figueruelas “alimenta al sector de la automoción”, donde parte del 3,5 por ciento del empleo generado en este sector en Aragón está promovido por PSA-Opel, ha explicado.

Gastón ha subrayado que el futuro de la planta depende del acuerdo al que lleguen trabajadores y empresa y que el papel del Gobierno de Aragón en esta negociación colectiva es “conocer de primera mano” la visión del comité de empresa para, posteriormente, “sentar a las dos partes”.

El deseo colectivo ahora es que esta negociación acabe en “el mejor de los finales para el futuro de la planta y de la economía aragonesa”, ha concluido Gastón.