Martes, 23 de Octubre de 2018

El partido Puyalón de Cuchas, vinculado con movimientos de izquierda independentista, ha actuado con celeridad tras conocerse la presunta violación de uno de sus militantes a una joven en las fiestas de Artieda (Huesca), el pasado fin de semana.

La expulsión inmediata de la organización del presunto agresor, Txema Royo, ha sido la contundente decisión.

Según los hechos denunciados ante la Policía por la joven de 24 años agredida, el presunto autor le pidió que le acompañara a casa por encontrarse “muy borracho”.

En ese momento, se explica en la denuncia presentada, Txema Royo se abalanzó sobre la joven, le manoseó, le arrancó el sujetador y, tras empujarla, le bajó el pantalón para comenzar a tocar sus genitales con violencia.

Txema Royo está actualmente en prisión acusado de haber cometido una agresión sexual sobre una joven de 24 años el pasado fin de semana.

Publicidad


La formación independentista ha remitido un comunicado a los medios de comunicación explicando el “profundo dolor” de la noticia, así como la expulsión inmediata para no tolerar “juicios paralelos e interesados”.

A su vez, reafirman el derecho a la presunción de inocencia del presunto agresor “como una garantía judicial que en tantos otros casos hemos defendido. Y no confundimos este derecho con la verdad de los hechos acontecidos“, apuntan. “Condenamos todo tipo de agresión sexista venga de donde venga”, remarcan.

Puyalón de Cuchas, en el citado comunicado, se autodefine como una “organización política feminista y que aboga por una sociedad libre del patriarcado“.

“Seguiremos combatiendo con firmeza el machismo y su violencia, allá donde se produzca. Queremos incidir en la importancia, no solo del consentimiento, sino del deseo que ambas partes deben mostrar durante una relación sexual, donde el alcohol, el tamaño de la falda o la actitud no caben como excusa para invadir el cuerpo y la voluntad de una mujer. En Puyalón seguiremos apostando por la educación como una de las principales medidas para acabar con estas conductas patriarcales”, sentencian en el comunicado.

UNO DE LOS ‘8 DE YESA’

Txema Royo es un conocido activista en el entorno de la izquierda radical de la comunidad.

Precisamente, es uno de los activistas conocidos como ‘los 8 de Yesa’, los cuales fueron juzgados por agredir a la Guardia Civil en una protesta contra las expropiaciones para recrecer el pantano de Yesa.

Finalmente, la magistrada saldó con multas por varios delitos de resistencia a los ocho ambientalistas.