Viernes, 14 de Diciembre de 2018

Las cosas como son. La foto es penosa, poco edificante -como mínimo- y da una sensación de pasotismo de libro.

Sin embargo, como en las mejores fotografías, o en las que se viralizan en las odiosas redes sociales, todas tienen una explicación. Y ésta, aunque parezca injustificable, la tiene.


Publicidad


El concejal socialista Roberto Fernández está en el pleno municipal del Ayuntamiento de Zaragoza, durante más de 6 horas atornillado en su escaño.

En un momento concreto, se ausenta del pleno municipal para recostarse en un sofá de una sala aledaña al pleno. Ahí, se queda dormido durante un tiempo que oscila entre los diez minutos a los veinte minutos.

Esto fue lo que sucedió. Lo confirman varios concejales de distintos partidos que vieron ausentarse al concejal socialista, e incluso alguno que charló con él, minutos después de su ‘siesta’.

Sin embargo, hay letra pequeña en toda esta historia: el edil socialista padece apnea del sueño.

Como consecuencia de la enfermedad, suele aparecer somnolencia diurna, presencia de fatiga crónica e incluso alteraciones respiratorias y cardiovasculares.

Y especialmente, el paciente se queja de la alta probabilidad de dormirse en situaciones inapropiadas, mientras conduce, lee o asiste a reuniones de trabajo.

La situación médica del concejal socialista, de padecer apnea del sueño, ha sido confirmada por varias fuentes. Tanto socialistas como de otros partidos políticos que conocen la situación de Fernández.


Publicidad


Es cierto que la foto, a simple vista, produce sonrojo. Un concejal, sea del partido que sea, no debe -ni puede- terminar así en mitad de un pleno municipal o en cualquier actividad pública.

En esta historia sacudida en las redes sociales hay -todavía- más letra pequeña. El intento del entorno de Zaragoza en Común por intoxicar a varios periodistas por publicar la foto se produjo durante todo el fin de semana.

La publicación era -casi- obligatoria. Un acto así habría que denunciarlo públicamente por esperpéntico.

Sin embargo, tras conocer que la situación estaba inducida por la enfermedad que padece el concejal, este periódico -y otros- entendieron el pasado viernes que no debía publicarse. Y más cuando se confirmó por otras fuentes distintas al partido socialista.

Es sorprendente la inquina con la que Zaragoza en Común ha atacado al concejal en redes sociales. Desde su portavoz Maribel Martínez, otros dirigentes de Podemos, y de manera extraoficial concejales o asesores reenviando por grupos de Whatsapp la polémica imagen.

Merece la pena recordar que Zaragoza en Común está donde está, gobernando la ciudad, gracias a los votos del Partido Socialista. Ni uno ni otro hacen amago por buscar una reconciliación. Los puentes se dinamitaron hace meses, e incluso años.

La difusión masiva de la foto del concejal Fernández por parte de Zaragoza en Común es una gota de un vaso que mutó en océano. Desde el PSOE aseguran que no olvidarán la actitud de los ‘comunes’ atacando en lo personal. Sobre todo cuando alguno de ellos conoce la enfermedad de Roberto Fernández.

Otras fuentes afirman que Zaragoza en Común actuó así como una venganza a la publicación de la foto del concejal de Zaragoza Pablo Híjar durmiendo en su escaño durante un pleno municipal.

Una situación que, sin padecer ninguna dolencia, y por estar en sede plenaria durante la celebración de un pleno, si que se merece un rechazo absoluto.

Sin embargo, ese día, la intoxicación para publicar la foto del ‘común’ Pablo Híjar salió desde las filas enemigas de la bancada de enfrente.

*En el día de hoy, tras el revuelo en redes sociales con la fotografía junto con la publicación de otros periódicos como El Mundo o La Vanguardia, este periódico ha publicado la noticia de la foto del concejal con el contexto de la enfermedad en su sección de redes sociales ‘Trending’.