Sabado, 20 de Octubre de 2018

Un episodio de altas temperaturas, la primera ola de calor de este verano, afectará a partir del próximo miércoles, 1 de agosto, y hasta finales de semana a casi toda la península, con picos de temperaturas máximas de 40 grados o más en numerosas comarcas aragonesas.

Esta situación es el resultado de las condiciones de estabilidad atmosférica en gran parte de España junto a la fuerte insolación propia de estas fechas y a la entrada de aire cálido de origen africano, informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en un comunicado.


Publicidad


Aunque la subida de los valores se producirá de manera gradual, a partir del miércoles se acentuará en la mitad occidental del país y el jueves en el tercio norte. Con especial incidencia en grandes zonas de la comunidad aragonesa desde el miércoles.

En el interior del norte peninsular se sobrepasarán los 35 grados en amplias áreas a partir del jueves pudiéndose incluso alcanzar los 40 grados en el valle del Ebro.

A partir del domingo 5 y lunes 6 de agosto, y aún con incertidumbre elevada, es posible que se inicie un descenso de las temperaturas comenzando por el noroeste peninsular.