Sabado, 17 de Noviembre de 2018

El estreno de la SD Huesca en LaLiga Santander sigue sumando momentos históricos y tras la victoria del pasado domingo en Eibar, el equipo de Leo Franco ha sumado un nuevo punto –cuatro sobre seis– en su visita a San Mamés tras un notable partido en el que el equipo ha sido capaz de remontar un 2-0 en los últimos veinte minutos de encuentro.

La primera parte mostró a un Huesca bien plantado en el terreno de juego, controlando las embestidas del Athletic y saliendo con rapidez al contragolpe. Samuele Longo batía en el minuto 7 la portería rojiblanca, pero el ligerísimo fuera de juego –confirmado por el VAR– dejaba con la miel en los labios a la nutrida y bulliciosa afición oscense desplazada a San Mamés. Fue la ocasión más clara de la primera mitad hasta que en el minuto de descuento Williams estuvo a punto de adelantar al Athletic con un disparo a la media vuelta que se estrelló en el palo izquierdo de la portería de Werner.

El aviso del Athletic se tornó en realidad en el primer minuto de la segunda parte. Williams, el más peligroso de la delantera vizcaína durante la noche, dejaba el balón para que Susaeta batiera de tiro cruzado la portería aragonesa. El gol espoleó a la SD Huesca, que tomó el dominio del partido y comenzó a acercarse con peligro al área del Athletic hasta que otra jugada de Williams que remataba Yuri de tiro cruzado subía el 2-0 al marcador.

Parecía el golpe definitivo, pero la SD Huesca fue fiel a su lema y no rebló. Fruto de su empuje, Jorge Miramón puso el 2-1 a veinte minutos del final con un disparo desde fuera del área a la salida de un córner. Con la frescura que aportaron las entradas de Ferreiro, Gürler y Chimy Avila, el equipo siguió intentándolo y un golazo de Chimy, con un soberbio disparo desde fuera del área a cuatro minutos del final desataba la alegría en la grada oscense y ponía el definitivo y merecido 2-2 en un debut histórico en Primera en el campo de San Mamés.