Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

Los centros educativos aragoneses han obtenido un protocolo institucional de actuación contra el acoso escolar, que recoge todas las variantes, incluida la sexual y el ciberacoso, y que establece dos días para la toma de medidas en el centro educativo desde que se pone en conocimiento el caso.

Este protocolo, que el Departamento de Educación se comprometió a elaborar, se ha presentado durante el acto de constitución del Observatorio por la Convivencia y Contra el Acoso Escolar, con el objetivo de favorecer la convivencia positiva en los centros y la resolución constructiva de los conflictos.


Publicidad


La consejera de Educación, Mayte Pérez, recordó a los periodistas que en el último curso el teléfono contra el acoso escolar, el 900 100 456, recibió unas 500 llamadas telefónicas, de las que unas 60 eran casos de acoso, mientras que desde su puesta en marcha, en mayo de 2016, ha atendido casi un millar, de las que 175 corresponden con acoso escolar.

En el protocolo institucional se “conceptualiza lo que es el acoso escolar” y se refiere no sólo al físico y psicológico, sino también al sexual y al ciberacoso, se establece un plazo de dos días desde que se pone en conocimiento un posible caso de acoso para que se tomen medidas en el centro educativo.

Para ello, además de las comisiones de convivencia que ya existían, se crea un equipo de valoración para que, como máximo en 18 días, se recoja toda la información y se diseñe el itinerario a seguir con la participación e información a las familias, tanto del acosado como del posible acosador.