Martes, 13 de Noviembre de 2018

Las obras de la calle zaragozana de Don Jaime I tienen ya su deriva judicial. El recurso contencioso administrativo planteado por los vecinos y comerciantes ha sido admitido por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº5 de Zaragoza, como medida cautelar -no cautelarísima como pedían-.

Por lo tanto, no habrá paralización de las obras por carácter de urgencia. Eso sí, ante toda esta vorágine en las obras de la céntrica calle zaragozana, el edil de ZEC, Pablo Muñoz, ha querido matizar la crítica vecinal.


Publicidad


En el recurso presentado por los afectados, aceptado como medida cautelar por la juez, se detalla que el Ayuntamiento gobernado por Zaragoza en Común (ZEC) incumple varios preceptos legales.

Entre ellos, la Ley de Contratos del Sector Público por “no haber existido ni publicidad, ni concurrencia, ni transparencia de la licitación, ni adjudicación, ni procedimiento alguno, ni formalización de los contratos”.

Ante ésto, el edil de ZEC esgrime que el gobierno “tiene todos los informes jurídicos, y las obras están avaladas, así como en el contrato, la adjudicación y la memoria del proyecto”.


Publicidad


Respecto a la acusación, de los afectados por las obras, de que la ejecución de las mismas no es una elevación de la calzada sino una “peatonalización encubierta“, el edil Muñoz ha afirmado que “no es una peatonalización”. Es más, Muñoz ha afirmado que “estoy en contra de la peatonalización de la calle Don Jaime”.

También ha afirmado que él siempre estuvo dispuesto al diálogo con todos aquellos afectados por las obras que quisieran recibir explicaciones. Por eso, se reafirma en que no entiende las críticas hacía el gobierno de Zaragoza por falta de diálogo. “Hablamos con ellos antes de las obras, e incluso 18 días antes de comenzar la obra. Como mínimo ha habido tres reuniones con los comerciantes”, ha detallado.