Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

Los robos en Épila han provocado que la Delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez, haya afirmado hoy que la seguridad en Épila (Zaragoza) se reforzará si es preciso ante la preocupación en la población por los robos, aunque ha subrayado no hay una especial incidencia y que los responsables de esos delitos están siendo detenidos.

“Vamos a ver cómo podemos mejorar o reforzar” la seguridad, ha manifestado la delegada del Gobierno, quien ha insistido en que los robos son algo habitual en todas las comarcas aragonesas.

Ha recordado que ya mantuvo una reunión con los vecinos en octubre y ha confirmado que el alcalde de la población, Jesús Bazán, le ha trasladado su preocupación y la necesidad del ayuntamiento de constituir un unidad de policía local, también ante la anunciada instalación del grupo cárnico BonÁrea.

Así, ha remarcado que la Delegación de Gobierno trabaja “codo con codo” para dar soluciones con el Ayuntamiento de Épila, cuyo cuartel de la Guardia Civil mantiene los mismos diez efectivos, uno de ellos de baja.

Sánchez ha hecho estas declaraciones antes de la reunión de coordinación del Comité Ejecutivo del Protocolo de Vialidad Invernal en la Delegación del Gobierno.