Martes, 18 de Junio de 2019

El presidente del PP aragonés, Luis Mª Beamonte, explicó ayer que el acuerdo entre su partido, Cs y Vox para la investidura de Juan Manuel Moreno como presidente de Andalucía es “bueno para los andaluces”.

Sin embargo, rehuso adelantar si esa fórmula tendría cabida en la comunidad aragonesa después de las elecciones autonómicas de mayo.

En una comparecencia ante los periodistas, tras presidir el Comité de Dirección del PP Aragón, Beamonte calificó de “lesivo para los intereses del conjunto de la sociedad” la decisión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de presentar el borrador de presupuestos de 2019 con la intención de negociarlo con los líderes independentistas de Cataluña.


Publicidad


Pero al tiempo, calificó como un acto “absolutamente irresponsable” la negativa del presidente de Aragón, Javier Lambán, a presentar los de su comunidad.

“El presidente habla mucho de la dignidad de España y de la Corona de Aragón y calla cuando Pedro Sánchez habla con los que quieren fracturar el modelo de convivencia para aprobar los presupuestos”, ha criticado Beamonte.

EL PACTO ANDALUZ

Beamonte destacó que el acuerdo alcanzado con Ciudadanos y con VOX en Andalucía no rompe la convivencia ni el marco constitucional y fortalece los pilares básicos del entendimiento y permite que esa comunidad “se oxigene” después de 40 años.

“Lambán lo que le tendrá que decir a Sánchez es si es mejor el acuerdo con Andalucía o pactar con los que quieren romper España y con los amigos de ETA”, destacó.


Publicidad


No obstante, explicó que para él no todo vale y en el caso de Andalucía el PP “se ha situado en el centro de las posiciones de Ciudadanos y VOX“.

Respecto a las críticas por el acuerdo con Vox de otros líderes del PP, Beamonte prefirió mantenerse al margen por la “coexistencia interna” en vez de ser “un verso suelto”. Lo que no significa, explicó, que no tenga criterio propio, como su rechazo a que se derogue la ley contra la violencia de género o no reconocer que existe la violencia machista.

Sobre la posibilidad de negociar con VOX en Aragón para gobernar las instituciones tras las próximas elecciones, apuntó que cuando las cosas lleguen, si suman tendrán que “dar la cara” y explicarse. “Si no sumamos -agregó- para qué voy a hablar o cometer un error innecesario“.