Miércoles, 24 de Abril de 2019

La falta de médicos en diversas especialidades es el principal problema de la sanidad aragonesa. Su futuro se ennegrece cada vez más, y los profesionales reclaman mejoras para paliar la situación del pilar del Estado del Bienestar.

Según datos del Colegio de Médicos de Aragón, la situación de la falta de médicos en un futuro se agravará en los próximos años debido a las jubilaciones. En la actualidad, según detallan, más del 30% de los médicos en activo son mayores de 55 años.


Publicidad


El Consejo de Colegios de Médicos de Aragón ha analizado en su último Pleno la situación de la sanidad aragonesa y ha detallado las principales problemáticas que hay que resolver.

LOS PROBLEMAS

Así, este órgano, que representa a la medicina aragonesa, expone que una de las principales dificultades a las que se enfrenta la profesión médica radica en que el mantenimiento del sistema de salud no está adaptado a las necesidades actuales por la poca planificación de los recursos humanos que ha habido en los últimos años.

No se va a poder cubrir la tasa de reposición al 100% por no disponer de los profesionales necesarios por especialidad”, advierte la presidenta del Consejo de Colegios de Médicos de Aragón y presidenta del Colegio de Médicos de Zaragoza, Concha Ferrer.

“No digamos ya para cubrir las nuevas necesidades de la cartera de servicios, que los centros sanitarios han implantado ya o tienen previsto implantar“, puntualiza Ferrer.

EL TALENTO NO SE RETIENE

El Consejo de Colegios de Médicos de Aragón además critica la falta de un proyecto atractivo para que los profesionales de la comunidad se queden y no se vayan a trabajar a regiones cercanas como País Vasco o La Rioja. A ello hay que sumar la situación demográfica de Aragón que complica la asistencia sanitaria.

“Desde la gestión del Salud se han dejado arrastrar por la inercia sin grandes previsiones, ni cambios en el modelo a largo de los últimos años, donde la respuesta ha sido dejar correr la situación, sin asumir retos que se conocían de antemano”, explica Concha Ferrer.


Publicidad


Según el análisis presentado en el Consejo de Colegios de Médicos de Aragón, y en función de los datos de la colegiación de las tres provincias aragonesas, las principales especialidades en riesgo por jubilaciones en los próximos 10 años son:

En Zaragoza:

Medicina del Trabajo (el 47% de los médicos en activo se jubilaran en la próxima década), Medicina Legal y Forense (85%), medicina Preventiva (35%), Alergología (35%), Medicina de Familia (35%), Neumología (32%), Reumatología (33%), Oftalmología (30%), Otorrinolaringología (30%), Radiología (25%), Oncología (20%)…

En Huesca:

Reumatología (100%), Medicina Legal y Forense (66%), Anatomía Patológica (65%), Cirugía General (65%), Medicina del Trabajo (63%), Medicina de Familia (51%), Medicina Preventiva (100%), Microbiología (50%), Nefrología (60%), Neumología (66), Pediatría (45%)…

En Teruel:

Anatomía Patológica (33%) Cardiología (50%), Dermatología (50%), Hematología (50%), Medicina del Trabajo (58%), Medicina de Familia (40%), Microbiología (75%), Neumología (50%), Radiología (56%)


Publicidad


En cuanto a las especialidades centralizadas o de referencia para todo Aragon, en la próxima década se jubilará el 50% de los especialistas en inmunología, el 31% de Medicina de Urgencias, o el 21% en Neurocirugía.

Ante ello, la presidenta del Consejo de Colegios de Médicos de Aragón, apuesta por “planificar nuestras necesidades sanitarias con arreglo a un estudio detallado de aquellas especialidades que van a sufrir falta de profesionales”.

Será preciso, asimismo, “aumentar las plazas MIR, crear incentivos para la cobertura de las plazas difíciles, mejorar las bolsas de trabajo y retomar la carrera profesional, paralizada desde 2009″.

Aragón cuenta con un total de 8.946 colegiados, de los cuales 7.376 están en activo y 1.570 están jubilados. Por provincias, Zaragoza tiene 7.237, Huesca 1.034 y Teruel 675. El rango de edad con mayor número de colegiados es de 55 a 64 años, con 2.167.