Miércoles, 24 de Abril de 2019

Las primeras jornadas de Vivienda y Cooperativismo, promovidas por FACOVI -Federación Aragonesa de Cooperativas de Viviendas y Rehabilitación-, junto con MSP Abogados y la Fundación Ibercaja, han incidido en el valor de las viviendas en régimen de cooperativa como un valor seguro para hacer garante el derecho a la vivienda digna en pleno siglo XXI.


Publicidad


El ​cooperativismo ​de vivienda es un claro mecanismo para facilitar el ​acceso a una vivienda de una manera colaborativa y democrática​. En plena revolución tecnológica, global y ambiental, se hace más necesario que nunca reflexionar sobre los retos que ​el derecho a una vivienda digna​ y el cooperativismo tienen por delante.

Por ello, las jornadas de Vivienda y Cooperativismo -impulsadas por ​FACOVI, junto a MSP Abogados y Fundación Ibercaja​- han puesto los pilares del futuro para fortalecer un sector en auge. En las jornadas se puso de relieve las virtudes del cooperativismo respecto a la compraventa o el alquiler de una vivienda.

Principalmente, en palabras de ​Alfonso Salgado​, Jefe de Servicio de Régimen Jurídico y Económico de Vivienda del Gobierno de Aragón, por “su mejor adaptación, ​los menores costes y las decisiones compartidas​” de todos los cooperativistas de un edificio de viviendas.

Por su parte, ​Marina Mateo​, del Registro de Cooperativas, ha querido enfatizar en su ponencia sobre la función concreta de las cooperativas, así como los principios que sustentan ​las especialidades del régimen de cooperativa​ en una vivienda.

El último tramo de las jornadas, antes de la clausura, se ha debatido en una mesa redonda ​con especialistas del cooperativismo aragonés​ -y con actuaciones concretas- para resaltar el buen estado de forma de las cooperativas.


Publicidad


En la citada mesa han estado ​Cristina Serrano​, de la empresa pública Zaragoza Vivienda, del Ayuntamiento de Zaragoza; ​Carlos Labarquilla​, de la cooperativa Ecocivic; ​María Jesús Gaspar​, de ASESCO; y ​Carlos Pérez​ de Gestihabitat.

Entre ellos, han valorado que la cooperativa de vivienda es un modelo que cada vez está arraigando más en la sociedad. Pese a ello, han insistido en que​ la propiedad es la decisión mayoritaria de los que buscan una vivienda.

Los expertos han considerado que el régimen de cooperativa fomenta una mayor colaboración, un sentimiento de pertenencia, ​la facilidad en el acceso a la vivienda​ o una mentalidad más abierta de concebir la sociedad.


Publicidad


En el cierre del acto, intervino el consejero de Urbanismo y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, ​Pablo Muñoz​. El edil defendió el régimen de cooperativas como un valor seguro en las nuevas formas de entender una ciudad.

Junto a ello, destacó su potencial por ser capaz de suplir ​“los defectos crónicos del modelo de vivienda actual”​. Los cuales se han visto resaltados con creces, dijo, en la crisis inmobiliaria sufrida hace pocos años.

El presidente de ​FACOVI -Federación Aragonesa de Cooperativas de Viviendas y Rehabilitación-,​ Enrique Júlvez​, abrió las jornadas destacando el importante reto de todos los cooperativistas por reflejar que ​son el motor de la economía social de Aragón.

Así como su apuesta por ​fortalecer el régimen de cooperativa en las alegaciones ante la administración pública​ en sus normas o proyectos de ley.