Miércoles, 24 de Abril de 2019

Los investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) han logrado la regresión completa de los adenocarcinomas ductales pancreáticos avanzados. Esto significa, una de las formas más agresivas de cáncer páncreas. Y tiene una protagonista aragonesa.

Teresa Blasco Lázaro, de Teruel, es la autora principal del artículo científico publicado en la revista ‘Cancer Cell’.


Publicidad


Hasta la fecha, ninguna estrategia terapéutica había logrado una regresión significativa de la de este tipo de cáncer en humanos o en ratón. En el artículo firmado por la turolense se cita que se ha conseguido la regresión completa de un subconjunto de tumores.

El cáncer de páncreas es de los de peor pronóstico. Eso sí, dentro de los subtipos que existen, este tumor, el adenocarcinoma ductal de páncreases uno de los más agresivos y uno de los más resistentes a los tratamientos de inmunoterapia.

Los investigadores, en un inicio, comenzaron su trabajo eliminando de forma aislada el receptor celular y la quinasa. Los resultados no fueron positivos. Y tuvieron que cambiar de estrategia.


Publicidad


Después, analizaron si era viable inducir un efecto terapéutico que consiguieran eliminar de forma simultánea. Con este enfoque, se consiguió.

En el trabajo, se ha comprobado también que la inhibición de las dos dianas moleculares evita la proliferación de nueve de cada 10 tumores de páncreas humanos, aunque este avance se ha comprobado con modelos experimentales.

Los propios autores de la investigación han explicado que el éxito de estas terapias experimentales no es una garantía de que vayan a funcionar en pacientes, pero esa actividad se considera como un previo esencial para el desarrollo de ensayos clínicos.

El resultado fue que un porcentaje de tumores no solo dejó de crecer sino que en unas semanas desapareció completamente, un efecto terapéutico que no se había observado nunca hasta ahora en ningún modelo experimental, y se observó además que ello se conseguía con unos niveles de toxicidad muy bajos (una dermatitis muy fácilmente controlable).


Publicidad


La principal firmante del artículo científico, que ha conseguido un rotundo éxito, nació en Calamocha (Teruel). Actualmente, Teresa Blasco Lázaro, trabaja en el IRB (Institute for Research in Biomedicine) de Barcelona, en el grupo de Control de Crecimiento y Metástasis del Cáncer.

Es licenciada en Biología por la Universidad de Valencia y máster en Bioquímica, Biología Molecular y Biomedicina por la Complutense de Madrid, se doctoró hace dos años en Biociencias Moleculares.

Los hallazgos abren la puerta a la utilización en el futuro de nuevos fármacos que permitan eludir los ‘venenos’ que se emplean en la actualidad para combatir la enfermedad. El reto ahora es pasar de la experimentación con animales al ser humano.