Miércoles, 24 de Abril de 2019

El grupo empresarial Zoilo Ríos recibió hace unos días, la entrega de seis unidades del nuevo SEAT híbrido de Gas Natural Comprimido, el SEAT León TGI.

La adquisición de estos seis vehículos afianza el compromiso del Grupo Zoilo Ríos con las nuevas energías y tecnologías respetuosas con el medioambiente como la del gas natural vehicular que, en opinión de Zoilo Ríos, director general del Grupo, “pueden ser la transición hacia un futuro totalmente basado en la movilidad eléctrica con vehículos de pila de combustible de hidrógeno y eléctricos de baterías”.


Publicidad


Con la incorporación de estos vehículos a su flota, la compañía contribuirá a mejorar la calidad del aire y a preservar el entorno.

Esta adquisición permitirá una reducción del 31% (11 toneladas) de sus emisiones anuales de dióxido de carbono (CO2). Hay que recordar que el gas natural es un combustible que reduce prácticamente a cero la emisión de los contaminantes de referencia para la calidad del aire que afectan a la salud (óxidos de nitrógeno y partículas sólidas).

Este combustible también ayuda a paliar el efecto invernadero mediante la eliminación total de las emisiones de azufre y una significativa reducción de las de monóxido y dióxido de carbono.


Publicidad


NUEVOS SURTIDORES

El Grupo Zoilo Ríos tiene previsto la instalación en varias de sus estaciones de servicio surtidores de gas natural comprimido (GNC) y de gas natural licuado (GNL).

El GNC es el gas natural almacenado a altas presiones y se utiliza en vehículos ligeros y algunos pesados, como autobuses. El GNL es gas natural en estado líquido, criogenizado. Actualmente es la única alternativa real sostenible al diésel para el transporte pesado.


Publicidad


Por otro lado, la compañía trabaja en colaboración con el también aragonés Grupo Industrial Calvera y con otras empresas en un proyecto destinado a fomentar la economía circular que persigue captar gas natural de explotaciones agrícolas y vertederos para convertirlo en biometano, que es hoy por hoy el principal gas de origen renovable -se considera neutro en emisiones de CO2- y cuyo uso está muy extendido en todo el norte de Europa.