Viernes, 24 de Mayo de 2019

Un hombre de 30 años y su compañera sentimental, de 35, han ingresado en prisión como presuntos responsables de las graves lesiones sufridas por una hija de la mujer de 4 años de edad que permanece ingresada en la UCI del Hospital Infantil de Zaragoza tras ser intervenida de urgencia.

La voz de alerta, según publica Heraldo de Aragón, fue dada por los propios cirujanos que atendieron a la niña de las graves lesiones que sufría en la cabeza al entender que eran compatibles con unos presuntos malos tratos en el ámbito familiar.

Al parecer, según fuentes judiciales, la pareja alertó a los servicios médicos la jornada del sábado pasado para informar que su hija se hallaba grave a causa de los golpes sufridos en una caída.


Publicidad


La posibilidad de que las heridas no se debieran a una caída sino a golpes intencionados fue comunicada por los facultativos a la Comisaría de Policía Nacional de Zaragoza, cuyo Grupo de Homicidios inició una investigación para tratar de determinar las presuntas responsabilidades de la pareja.

Según las fuentes citadas, los testimonios incongruentes dados por la mujer y su compañero sentimental terminaron finalmente con la detención de ambos por presuntos delitos de lesiones graves y de violencia doméstica.

Los detenidos Elena Y.L., de nacionalidad española, y Constantin N., de origen rumano, fueron puestos la jornada de ayer a disposición del titular del Juzgado de Instrucción nº 3 de la capital aragonesa, que decretó prisión para los dos.


Publicidad


En sus respectivos testimonios, uno de los detenidos señaló que la chica se lesionó en la bañera, mientras que el segundo se refirió a una caída de la cama.

Las fuentes citadas señalan que la mujer ya le fue retirada tiempo atrás la custodia de otros dos hijos por no cuidarlos de forma adecuada, por lo que no descartan que también pueda perder la custodia de su otra hija, que evoluciona favorablemente de sus graves lesiones.

Además, los servicios médicos, de acuerdo con el protocolo previsto para estos casos, deberán precisar al órgano instructor si el cuerpo de la niña presenta signos de malos tratos anteriores.