Viernes, 24 de Mayo de 2019

El nombre del ‘Príncipe Felipe‘ ya luce (otra vez) en el pabellón más conocido de Zaragoza. Después de una decisión arbitraría del gobierno de Zaragoza en Común, por proponer el borrado de su nombre a los pocos meses de llegar a la alcaldía, y declarada ilegal por los tribunales, ha sido repintado esta mañana.


Publicidad


Al final, después de cuatro años de tensiones políticas y judiciales, el pabellón ‘Príncipe Felipe’ vuelve a su aspecto anterior. Eso sí, después de un gasto del Ayuntamiento entre borrado, repintado y costas judiciales que supera los 23.000 euros. 

Durante estos años el ruido político ha estado también eclipsado por las decisiones judiciales tomadas respecto al borrado del nombre del pabellón. En un inicio, cuando el gobierno de Pedro Santisteve decretó el borrado a las instancias municipales, el Partido Popular evitó que se materializara al plantear un contencioso-administrativo.

El ilustre Pabellón Príncipe Felipe, en la ciudad de Zaragoza / EFE

Desde ese momento, el gobierno de ZEC insistió en que el borrado era legal. Tanto es así que tras una sentencia en contra de la decisión del gobierno de Santisteve del Tribunal Superior de Justicia de Aragón por el borrado se recurrió ante el Tribunal Supremo, que también falló en su contra.


Publicidad


Ambos tribunales advirtieron al Ayuntamiento liderado por ZEC que para los cambios de nombre de espacios públicos ha de seguirse lo establecido en el en el actual Reglamento de Protocolo, que estipula que la revocación de una distinción, el cambio de nombre del pabellón, debe debatirla y acordarla el mismo órgano que la decidió, el pleno municipal.