Lunes, 22 de Julio de 2019

Quedan menos de 24 horas para conocer al futuro alcalde de la ciudad de Zaragoza y todavía está todo en el aire. En un principio, durante la mañana de hoy, el candidato del PP Jorge Azcón contaba con los apoyos necesarios de Ciudadanos (6 concejales) y VOX (2 concejales).

Sin embargo, VOX descarta apoyar al popular por no existir ningún acuerdo formal ni con el PP ni con Ciudadanos. Todo en el aire.


Publicidad


El portavoz de VOX en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha declarado hace pocos minutos su pesimismo con la situación de la capital aragonesa porque no existe ningún pacto con su formación.

Fuentes de VOX afirman a este periódico que esperan que en las próximas horas se pueda subsanar porque “apuestan por un cambio político en la ciudad de centro derecha”. Y sentencian: “Si termina siendo alcaldesa Pilar Alegría (PSOE) será por la falta de respeto hacía VOX de PP y Ciudadanos”.

UN ACUERDO DE GOBIERNO

Tanto el Partido Popular como Ciudadanos han suscrito un acuerdo -con firma incluida- en el Ayuntamiento de Zaragoza, en la tarde de hoy, para gobernar en coalición con Jorge Azcón como alcalde de la ciudad y Sara Fernández (Cs) como vicealcaldesa. Sin embargo, la noticia de que VOX no remataba su apoyo al pacto Partido Popular y Ciudadanos empañaba el optimismo.


Publicidad


“VOX tendrá que explicar que ayer dijeran que sí, y ahora que no”, denunciaba Jorge Azcón ante el último movimiento de VOX, cuando momentos antes sentenciaba que “lo que piensa el Partido Popular esta en ese documento y VOX comparte la visión del Partido Popular”.

Un compromiso entre el Partido Popular y VOX que nacía del acuerdo suscrito ayer, y donde la formación derechista se comprometió a un papel institucional en las juntas de distrito de Zaragoza. Una oferta que no parece suficiente para la formación de Santiago Abascal al exigir un acuerdo firme con los dos actores activos del futuro gobierno de Zaragoza.

50 MEDIDAS

Los firmantes del acuerdo entre PP y Ciudadanos, un gobierno bautizado como de “centro derecha”, esperan que sirva de paraguas para solucionar los problemas de los ciudadanos que no han visto respuesta durante 16 años de gobiernos de izquierdas, tanto del PSOE -12 años- como los últimos de Zaragoza en Común.

Han suscrito también de un gran acuerdo contra la violencia de género en Zaragoza, un punto polémico para los de VOX en otras comunidades autónomas, pero al que Jorge Azcón ha dado carpetazo asegurando que ya han sido firmados por PP y Cs en otras ciudades y comunidades autónomas.

“Impulsaremos una operación rescate”, refleja el documento, respecto a los servicios públicos municipales como el transporte público, la limpieza y la conservación de las zonas verdes de la ciudad con un “plan de poda extraordinario”.


Publicidad


Se han comprometido a la restitución de la UAPO (Unidad de Apoyo Operativo de la Policía Local de Zaragoza) y un plan de vivienda que permita la colaboración público-privada.

También queda espacio en las 50 propuestas firmadas para las eternas promesas y tan pocas veces cumplidas hasta el momento, como una mayor inversión y coordinación cultural, la apuesta definitiva por la innovación empresarial o la coordinación con instituciones superiores que permitan una mejor financiación para la ciudad, cuando todo apunta a que los colores de Zaragoza y del Gobierno de Aragón serán diametralmente opuestos.

UNA ESPERA INQUIETA

Hasta el día de mañana no conoceremos cuál es la formación definitiva del consistorio. Y hasta el próximo lunes no sabremos que rostros y nombres ocuparán las concejalías zaragozanas. Tanto Azcón como Fernández han sostenido que este acuerdo programático mira “por el interés general y no por intereses partidistas”, concretaba el popular.


Publicidad


Han afirmado que es un reflejo de sendos programas electorales y que alberga la importancia de “sembrar el futuro de la ciudad” así como “resolver los problemas de los ciudadanos y no de crearlos, como hemos visto en el pasado”, prometía Azcón.

Fernández lo ha definido como un acuerdo moderado que trae a Zaragoza “el cambio que necesita”.