Lunes, 22 de Julio de 2019

Otro desprecio a la historia de la Corona de Aragón. Y esta vez, en la revista Viajes National Geographic. Lo que podría ser un error puntual en una publicación editorial empieza a ser común en numerosos artículos de medios de comunicación, en series de ficción o en libros escolares.


Publicidad


En la última publicación de Viajes National Geographic, una revista perteneciente al grupo RBA, editora de National Geographic, se presenta un artículo sobre la isla italiana de Cerdeña, en el corazón del mar Mediterráneo. En referencia al poder exportador de la isla durante el medievo, detalla el artículo que “exportó durante siglos a España, ya que Cerdeña pasó a formar parte de la Corona catalanoaragonesa en 1323″.

UNA HISTORIA BIEN DISTINTA

La Corona de Aragón ejerció el poder sobre la isla de Cerdeña durante casi tres siglos. El papa Bonifacio VIII creó el 4 de abril de 1297 el Reino de Cerdeña y de Córcega, con el fin de pacificar los conflictos de Sicilia entre la Corona de Aragón y la Casa francesa de Anjou.

Sin embargo, en el año 1324, con la toma del castillo de Cagliari por las tropas del monarca aragonés Jaime II, se instauró definitivamente el Reino de Cerdeña y Córcega. Durante los siguientes cincuenta años, la Corona aragonesa estuvo en conflicto en la isla con los arborenses, pobladores de la isla desde antes de la llegada aragonesa.

El 30 de junio de 1409, Arborea fue derrotada estrepitosamente en Sanluri por las tropas de Martín I de Aragón. Esto derivó en la venta del reino en 1420 para dar pie a la unificación completa de Cerdeña bajo la marca real del monarca aragonés Alfonso V, con la excepción de la ciudad doriana de Castelsardo, conquistada sólo en 1448.


Publicidad


Paradójicamente, el Reino de Cerdeña y Córcega, como fue ideado por el papa, sólo consistiría del territorio de Cerdeña, pues aunque Aragón planeó la conquista de la isla de Córcega, sus propósitos nunca alcanzaron una conclusión favorable. Los monarcas aragoneses utilizaron por lo tanto solamente el título de rey de Cerdeña y durante un tiempo el de rey titular de Córcega.

Cerdeña tuvo un estatus especial dentro de la Corona aragonesa. Dependía directamente del rey, lo que le confirió cierta autonomía. La isla se organizó políticamente bajo la forma de un parlamento, las Cortes, donde tenían representación los poderes eclesiástico, militar y real.​

Tras la unión dinástica de la Corona de Aragón y la Corona de Castilla mediante el matrimonio de los Reyes Católicos, Fernando II de Aragón, y por lo tanto rey de Cerdeña, reorganizó la administración y Cerdeña pasó a depender del Consejo de Aragón y del virrey.


Publicidad


El descubrimiento de América provocó que la isla viviera una fase de decadencia, ya que la navegación y el comercio en el Mediterráneo declinó en favor del Atlántico y de la recién descubierta América. Hasta principios de 1700, la isla estuvo bajo el poder de la monarquía española.