Jueves, 09 de Abril de 2020

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Zaragoza a ocho personas, dos de ellas menores, como presuntos autoras de varios delitos de robo con fuerza cometidos en la capital aragonesa en un plazo de cuatro horas en la madrugada del pasado 9 de octubre. 

Fuentes policiales afirman que los detenidos son de nacionalidad extranjera, e incluso que alguno de ellos tiene antecedentes penales por robos similares.


Publicidad


Sobre las 02.00 horas, en el paseo de la Constitución de Zaragoza, fueron detenidas dos mujeres, K.G.L. de 18 años, y N.M.A. de 19, que habían sustraído en un portal objetos valorados en casi 1.000 euros. 

Ambas, con antecedentes por hechos similares, pasaron este jueves a disposición judicial y quedaron en libertad.


Publicidad


La misma madrugada, sobre las 04.00 horas, fueron detenidos W.N., de 19 años, A.D.S. de 18, ambos con antecedentes policiales, y D.A.L., también de 18 años, por haber intentado robar en un bar de la calle Libertad y otro de la calle Yarza, en los que causaron varios daños.

Sí lograron robar en una cafetería situada en la calle Santa Catalina, según informan fuentes de la Jefatura Superior de la Policía de Aragón, donde forzaron la puerta y se llevaron la caja registradora, que arrojaron después a un contenedor cercano, y la recaudación.

Según las pesquisas realizadas por los investigadores, uno de ellos también fue el autor de otro robo con fuerza cometido el 26 de septiembre en un establecimiento de la plaza del Portillo, donde tras forzar la entrada sustrajo también la recaudación de la caja registradora. Los tres detenidos han sido puestos hoy a disposición judicial.

Además, sobre las 06.00 horas del 9 de octubre, agentes de la Policía Nacional acudieron a la plaza Lagos Azules de Zaragoza donde al parecer se estaba cometiendo un robo en un bar.

Cuando llegaron los autores salieron huyendo en diferentes direcciones a pie, iniciándose una persecución que concluyó con la detención de tres varones, dos de ellos menores.


Publicidad


El mayor de edad, N.R.P., de 18 años, fue puesto a disposición judicial el mismo día 9 y quedó también en libertad, mientras que los otros dos fueron puestos a disposición del Grupo de Menores de la Jefatura Superior de Policía de Aragón.

La rápida actuación policial impidió que los autores pudieran robar en el interior del establecimiento aunque sí ocasionaron daños en la persiana y en la ventana de la fachada.

Publicidad
No Hay Más Artículos