Viernes, 12 de Agosto de 2022

Juan Moro es madrileño de nacimiento (1974) y aragonés de adopción. Se inició en la fotografía de la mano de su padre. Una werlisa fue la primera cámara que recuerda haber tenido entre sus manos. Indio Juan Moro se encuentra inmerso en dos proyectos de muy distinta índole, pero ambos de gran impacto visual.

Desde hace aproximadamente cuatro años trabaja en el proyecto “Gente de mal Vivir”. La idea de Moro era, en un principio, realizar un trabajo de documentación de artistas aragoneses, reivindicar el sector cultural y abrir un espacio visual a un trabajo -en ocasiones- poco reconocido socialmente.


Publicidad


En este tiempo, y siempre de forma altruista, ha retratado a más de 300 artistas de Aragón, pintores, músicos, poetas, fotógrafos. Con su propuesta cromática entre blanco y negro, pretende destacar los detalles más desconocidos de los protagonistas. Su técnica, la esquiagrafía, inspirada en el legado de Apolodoro, muestra la dualidad del alma a través del chiaroscuro creando imágenes más realistas.

El proyecto de imagen se completa con pequeñas entrevistas en las que el artista podrá relatar su experiencia y las peculiaridades de su proceso creativo. Un legado artístico para el sector cultural contemporáneo aragonés, un documento visual y sonoro en el que Juan recoge el trabajo, la creatividad, el espíritu de vanguardia de nuestro tejido cultural.

Inmerso en “Tormentas” sus autorretratos nos revelan microhistorias de su vida. De nuevo, a través del chiaroscuro, desnuda su alma a través de su cuerpo. De este modo la mirada del espectador puede hacer una lectura un discurso visual casi platónico.


Publicidad


Un nueva apuesta vanguardista es su trabajo “Infiernos y Tormentas en el Paraíso de Sade” en colaboración con Sergio Abraín, (Premio Aragón al mejor artista 2018) que cultiva el humor, la ironía y la transgresión a través de un conjunto de obsesiones que se repiten.

El maridaje de estas dos técnicas -fotografía y pintura- crea serie de autorretratos desgarradores con imágenes que hablan de incertidumbre y dolor, de un bosque oscuro en su mediana edad, pues no en vano, El Infierno de La Divina Comedia de Dante es una de sus fuentes de inspiración de Indio para su trabajo “Tormentas en el Paraíso de Sade”

Otro referente es Goya y sus pinturas negras. Como el genio aragonés, Juan muestra distintas etapas de su alma a través de actitudes reflexivas, ojos abiertos, torsos dolentes.

Muestra lo terrible, las arrugas, el ocaso. Escorzos en los que la gama cromática se reduce a grises y negros, algún ocre en concurrencia ocasional con el verde de muy escasa presencia.

Su expresionismo fotográfico, sin duda, nos recuerda al expresionismo pictórico del pintor de Fuendetodos. Indio Juan Moro plasma en su arte la crisis de valores y la ausencia de de certezas. “Lasciate ogni speranza, voi ch’entrate/Quien entre aquí, abandone toda esperanza”.

SU TRAYECTORIA

Ha sido colaborador de la revista Internacional “Parachutist”, fotógrafo oficial de los campeonatos del mundo de Salto base, en 2009 hasta el 2013 fotógrafo Oficial de los Campeonatos del Mundo de Salto Base (World Championship of Base Jump).


Publicidad


En el 2010 entra como fotógrafo en el equipo Internacional de exhibiciones paracaidistas Xtreme Flight hasta el año 2013.

Fotógrafo oficial del Campeonato de España de Swoop 2009, fotógrafo en la Revista deportiva Aragón Deportivo y de Pro Base, director del Cortometraje “El Miedo” donde ejerce de Director de Fotografía. En 2017 realizó la exposición “Enseñar a mirar” el Centro de Historias de Zaragoza y ha colaborado activamente en Photo España 2017.

Publicidad