Miércoles, 18 de Mayo de 2022

Desde hace años, la iluminación de Navidad en España tiene un nombre que sobresale por encima de todos: el del arquitecto zaragozano Sergio Sebastián. Este arquitecto, conocido como el arquitecto de la luz y de la Navidad, nació en Calatayud en 1976, y comenzó a trabajar en el mundo de la iluminación navideña cuando en 2004 el Ayuntamiento de Madrid apostó por renovar la decoración de la capital mediante un concurso convocado por el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid y por el propio consistorio.


Publicidad


Sergio Sebastián y su estudio ganaron ese concurso con ‘Confetti‘, unos sorprendentes discos de color que funcionan también de día y que se han instalado ya en varias ciudades. Confetti representaba la alegría, y más en un entorno tan alegre y diverso como la Plaza de Chueca. Y desde entonces, el prestigio de este arquitecto no ha parado de crecer en el ámbito de la iluminación navideña, recibiendo incluso varios premios internacionales.

Para Sergio Sebastián, “el mundo de la arquitectura, y de la iluminación urbana, y navideña, tienen las mismas raíces, todo tiene un fundamento creativo que se basa en el conocimiento del contexto en el que estamos emplazándonos. Todas nuestras instalaciones tienen una clara vocación de reunirse con el entorno, sean obras de arquitectura o instalaciones efímeras de luz”.

Sergio Sebastián

Con las campanadas de Preciados ganó el Premio Nacional de Arquitectura con Eñe / HA

“Todas ellas son hechas a medida, y ese es uno de los rasgos distintivos del estudio, lo hacemos todo a medida. Acudimos a buscar siempre en las resonancias, en los ecos, en las fortalezas de los lugares en los que intervenimos. La arquitectura también es luz, y las instalaciones de luz que hacemos son arquitectura, son estructuras decoradas con elementos luminosos, con un concepto, con un mensaje”.

En Madrid ha iluminado calles tan emblemáticas como la calle Fuencarral, la plaza de Chueca, la calle Serrano, o la calle Preciados.

Precisamente, las luces que diseñó para esta calle, ‘Campanadas’, le hicieron ganar el Premio Nacional de Arquitectura con Eñe, un premio que se suma a otros galardones como el recibido en la Bienal de Venecia este mismo año, o el de la Bienal de Arquitectura Española o los premios Lighting Awards de Sudamérica.

Sergio Sebastián

Este árbol situado en Moncloa homenajea a la Bauhaus  / La.irenica

En Madrid también destacan un árbol geométrico inspirado en el centenario del Manifiesto Bauhaus y que luce en Moncloa desde hace tres años, o el árbol de Navidad inspirado en la proeza que hace 500 años realizó Juan Sebastián ElCano dando la primera vuelta al mundo, situado en San Juan de la Cruz, junto a Nuevos Ministerios, y que estrena este año. También puedes ver sus burbujas en la calle Mayor, sus bufandas estilo british en Princesa, o de nuevo, las guirnaldas de la Plaza de Chueca.

En su haber de decoraciones navideñas, también destacan las campanas que creó para San Cugat del Vallés, y que este año han estado expuestas como una de las obras seleccionadas en el Pabellón de España en la Bienal de Arquitectura de Venecia. “este hecho es bonito por la transgresión de los límites disciplinares en la ruptura de esas barreras que hacen hoy en día que la arquitectura sea algo tan abierto como nosotros queremos. Y que sean evocadoras y que estén cerca de la sociedad a la que está al servicio, dando alegría en esos momentos tan especiales que son la Navidad”.

LUCES DE NAVIDAD EN ZARAGOZA

En Zaragoza, la ciudad en la que tiene su despacho, las luces de Sergio Sebastián no llegaron hasta el pasado 2019, año en el que el nuevo ayuntamiento de Zaragoza que gobierna Jorge Azcón decide dar un salto cuantitativo y apuesta por llenar la ciudad de luces, superando así la etapa en la que la capital aragonesa era una de las ciudades más oscuras a la hora de iluminar la Navidad.

Sergio Sebastián

El árbol de Paraíso se inspira en Ramón y Cajal / Sebastián Arquitectos

Ese año, Sebastián fue al fin profeta en su tierra en materia de iluminación navideña, y estrenó el árbol de 22 metros de altura que todavía podemos ver en Plaza Paraíso, inspirado en los impulsos del sistema nervioso descubierto por Santiago Ramón y Cajal.

El pasado año, el Paseo de la Independencia también estrenó iluminación, con la instalación ‘Estrellas Rotas’, con las que Sebastián quiso honrar a las víctimas de la Covid-19. “Esas estrellas se hicieron añicos el año pasado, y por eso los casi mil cristales de luz son el homenaje a quienes ya no pueden pasar la Navidad a nuestro lado.

La instalación en Zaragoza, además tuvo el valor añadido de trabajar en nuestra propia ciudad, en casa. Algo que ya habíamos comenzado con el árbol de Cajal”, explica Sebastián.

Y en la Plaza de San Felipe, lucen ‘Auroras Boreales’, una instalación realizada con tecnología led que se programa pixel a pixel y que se refuerza con mallas plásticas para provocar un efecto más llamativo. Este año además hay una aurora boreal más para ganar todavía más presencia en este espacio tan emblemático y especial. De cara al futuro, Sergio Sebastián señala que en Zaragoza “hay una pieza muy singular en proyecto que espera poder desarrollar a lo largo del año”.

DONOSTI ESTRENA UN ESPECTÁCULO EN LA CONCHA

Sergio Sebastián

San Sebastián estrena esta Navidad un espectáculo de luz y sonido en La Concha / NG

Además de la iluminación de Zaragoza o de la de Madrid, la gran novedad de este año dentro de los proyectos de Sebastián Arquitectos será el la instalación ‘Concha’, un espectáculo de luces y sonidos que se estrena este año en la Bahía de la Concha de San Sebastián. El espectáculo es una idea del despacho Sebastián Arquitectos, se realizará desde la isla de Santa Clara y el paseo de La Concha.

“La instalación ‘Concha’ supera todo lo hecho hasta este momento, proyectando una gran concha desde la isla de Santa Clara hacia la ciudad. La idea es regalar una imagen icónica a la ciudad desde un espacio tan singular como este. Hay mucho ambiente, mucha tradición en esta instalación, mezclada con las nuevas tecnologías, con el láser, en un espacio cargado de resonancias”, señala Sebastián.


Publicidad


La instalación desarrollada por este arquitecto zaragozano junto a su equipo, se podrá contemplar desde diferentes perspectivas en las playas, el muelle, o desde los montes Urgull e Igeldo. Se ofrecerán cuatro funciones diarias hasta el 31 de diciembre entre las 18.30 y las 20.00 horas, y cada una de ellas será diferente, con música y luces acompasadas.

Publicidad