Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Ibercaja ha obtenido un beneficio neto de 91,4 millones de euros hasta septiembre, un 26 por ciento más que en el mismo periodo de 2018, gracias al vigor de la actividad comercial, la ausencia de resultados extraordinarios negativos y la fuerte caída de los activos improductivos.

Según ha informado este miércoles la entidad, los recursos de clientes totales administrados por el banco han alcanzado 58.637 millones en el noveno mes del año, 1.871 más que un año antes, lo que supone un crecimiento interanual del 3,3 %.


Publicidad


Este incremento se justifica en la buena evolución de los recursos en Madrid y en el arco mediterráneo, en los que crecen un 5,6 % y 729 millones.

Según la entidad, la gestión de activos y los seguros de vida han registrado un incremento del 6,6 % interanual hasta 26.890 millones de euros, un volumen que representa el 45,8 % del total de recursos de clientes de Ibercaja y cuyo repunte representa el 89 por ciento del crecimiento de los recursos del periodo.

Los fondos de inversión han experimentado un alza interanual del 9,6 % hasta superar los 13.500 millones, lo que ha permitido alcanzar por primera vez a Ibercaja Gestión una cuota de mercado del 5 %.

En esta etapa, Ibercaja ha formalizado 3.776 millones en nuevos préstamos y créditos, el 66 por ciento concentrado en empresas, y la concesión de hipotecas a tipo fijo ha crecido un 23,1 % y ya supone el 37 % de las nuevas operaciones.

EL MERCADO DE IBERCAJA

La Comunidad de Madrid, Cataluña y la Comunidad Valenciana aglutina el 48 % de las nuevas operaciones de préstamos y créditos al tejido productivo y familias, lo que evidencia la apuesta del banco por el crecimiento en esas zonas del país.

Además, el saldo de financiación acumulada de capital circulante de este segmento de clientes crece un 11,3 % respecto a septiembre de 2018 hasta alcanzar 5.645 millones.

Los ingresos recurrentes (la suma del margen de intereses y comisiones) se cifraron al cierre del tercer trimestre en 703 millones, un 0,6 % más que en el mismo periodo de 2018, y los costes de explotación han disminuido un 13,7 % interanual gracias a la ausencia de gastos extraordinarios.

En el mismo periodo del año pasado Ibercaja incluía 55,5 millones de gastos extraordinarios correspondientes al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) acordado con una mayoría de los representantes de los trabajadores en 2017.


Publicidad


Como resultado, Ibercaja ha mejora un 23,8 % el resultado antes de saneamientos hasta septiembre, hasta alcanzar 288,7 millones de euros. El beneficio recurrente antes de provisiones ha crecido un 7,7 % interanual hasta 262 millones.

El volumen de activos problemáticos ha registrado una caída interanual del 26,9 % (de 817 millones) hasta situarse en 2.225 millones, y la tasa de mora ha descendido hasta el 4,6 %.

En el primer trimestre, el coeficiente de solvencia CET 1 (Phase In) se situó en el 12,3 % y el ratio de capital total (Phase In) en el 16,4 %, superando ampliamente los requerimientos para 2019.



Contenido patrocinado

loading...
No Hay Más Artículos