Sabado, 23 de Octubre de 2021

El comercio electrónico se disparó un 29% en Aragón y movió 2.148 millones en 2020, un dato alentador y que pone el foco en la importancia que puede tener para un negocio estar presente en la red. Aunque la pandemia ha acelerado el proceso de digitalización de muchas pymes y comercios -siete de cada diez confiesan que así ha sido, según datos de las Cámaras de Comercio españolas–, todavía existen negocios que se resisten a dar el paso.


Publicidad


A todos ellos les frena, principalmente, los costes de implantación, el desconocimiento de la oferta y de las nuevas tecnologías en el mercado, tal y como apunta el ‘III Estudio sobre el estado de digitalización de las empresas y administraciones públicas españolas’. Elaborado por Vodafone en 2019, hace referencia a cuáles son las principales barreras para la digitalización.

Sobre el coste de este proceso, David Rey, director del ‘marketplace’ aragonés Zerca! apunta que, integrándose en este tipo de plataformas, un comercio puede digitalizarse por unos 40 euros al mes. “No hay ninguna otra inversión, salvo contar con un ordenador con conexión a internet y un ‘smartphone”, añade. De manera individual, la inversión de un comercio online se sitúa desde unos 300 euros mensuales.

Rey defiende este tipo de portales a la hora de que un pequeño negocio o comercio dé el salto a la red, ya que “el poder de atracción para el usuario va a ser mayor. Dos de cada tres compras online realizadas en España se hace en ‘marketplaces’, porque hay más variedad de oferta y el internauta elige este tipo de ‘ecommerces’ para realizar sus búsquedas”, afirma.

Junto a Zerca!, en Aragón también existen otras plataformas de este tipo, como MiZesta, o aplicaciones como la puesta en marcha por Fecom. Ambas plataformas participan de la campaña ‘Yo vendo Zaragoza online’, una iniciativa promovida por la Cámara de Comercio, en colaboración con el Ayuntamiento de Zaragoza, Mercazaragoza, Fecom, UPTA, CEOE y ECOS, con la que se espera atraer más negocios al entorno digital.

Sobre la importancia de estar presente en internet, este experto alude a tres motivos: la onmicanalidad, la ampliación del negocio y la comodidad del usuario. “La omnicanalidad es una realidad: aunque el cliente vaya a comprar en la tienda física, probablemente antes busque información en internet y nuestro establecimiento debe estar ahí para ofrecerla”, explica.


Publicidad


“Además, en internet abrimos nuestro comercio a un mercado más amplio y global que el local. Y no hay que olvidar que incluso estando en la misma localidad, hay un porcentaje significativo de clientes que opta por la compra ‘online’ por comodidad”, concluye.

Publicidad