Domingo, 15 de Septiembre de 2019

Daniel Pérez Calvo no habla politiqués. O eso asegura. El candidato de Ciudadanos al Gobierno de Aragón es el perfil que anhela el partido de Albert Rivera en algunas comunidades: un profesional independiente con una dilata experiencia en la empresa privada.

Es decir, un hombre de la calle con las manos curtidas. Daniel Pérez Calvo nació en Barcelona hace 53 años. Con sangre aragonesa, después de décadas enraizando su futuro -profesional y familiar– en tierras mañas, y con una vocación perenne como periodista con criterio propio. Y sin miedo a dar sus opiniones.


Publicidad


En sus columnas en HOY ARAGÓN, desde el nacimiento del periódico hace dos años, o en otros medios de comunicación, marcó las tildes de cada uno de los acontecimientos políticos de los últimos años.

Ciudadanos es un traje a medida para Pérez Calvo, y así lo asegura. Un periodista que se lanza a la arena política en un momento crucial para el futuro del país. Y fundamental para despejar las sombras que rodean al futuro de Aragón: la despoblación, la competitividad empresarial a nivel global y el separatismo catalán.

Daniel Pérez Calvo en el Palacio de la Aljafería, sede de las Cortes de Aragón / Marcos Cebrián para HOY ARAGÓN

Albert Rivera dejó en el aíre, hace pocos días, un posible pacto con el PSOE en Aragón. ¿De qué depende?

Por ser muy pragmáticos, y realistas. La primera condición, antes de hablar de pactos, será conocer el resultado electoral. Y Ciudadanos sale a ganar. Creo que vamos a ser la fuerza más votada en la comunidad.

Y después, dependerá de lo que decida la dirección nacional del partido. Porque la decisión de no pactar con el ‘sanchismo’ -el PSOE de Pedro Sánchez-, después de las generales, no es una decisión de Albert Rivera. Sino de la dirección nacional por unanimidad.

Pero esa decisión afectaba al escenario electoral del 28 de abril, pero no a lo que pasará después con las elecciones autonómicas o municipales. Es decir, en su momento Ciudadanos fijará su decisión estratégica con respecto a las elecciones municipales y autonómicas.

Sí, pero usted lleva días remarcando que Lambán debe de aclarar con qué PSOE está. Entonces, si Lambán durante estos días de campaña afirma, y confirma, que está con el ‘sanchismo’. ¿Es una línea inquebrantable para no pactar con el PSOE de Aragón?

Lo tendrá que decidir la dirección del partido -Ciudadanos-. Pero entiendo que, por mera coherencia, no tendría sentido que nosotros nos alineásemos con un Partido Socialista de Aragón que estuviera en la línea de los planteamientos de Pedro Sánchez. El cual está dispuesto a pactar o a sentarse para llegar a acuerdos con quienes quieren romper España.

Dígame si está frase no es cierta: No pactaremos con el PSOE de Sánchez… vamos a intentar absorber su espacio más moderado de centro-izquierda.

El Partido Socialista Obrero Español, el de toda la vida, el que hemos conocido en su etapa moderna, es un PSOE socialdemócrata que difiere de los posicionamientos liberales de Ciudadanos. Con lo cual, absorber a ese PSOE en lo ideológico, no lo creo. Lo que sí que diría es que estamos abiertos a que vengan con nosotros, que se sumen al proyecto de Ciudadanos.

Somos una autopista del centro para el aterrizaje de quién se sienta huérfano del Partido Socialista de Pedro Sánchez. Que no se identifica con sus actitudes rupturistas o de colegueo con quienes dinamitan el Estado de Derecho.

“Somos una autopista del centro para el aterrizaje de quién se sienta huérfano del Partido Socialista de Pedro Sánchez”

El candidato de Ciudadanos charla con su equipo en las Cortes de Aragón / Marcos Cebrián para HOY ARAGÓN

Decía Rivera en Zaragoza que el PSOE de Lambán busca copiar a los nacionalistas. ¿Qué quiso decir?

Es evidente, lo hemos visto con la Ley de Derechos Históricos. Ha sido un guiño que ha querido hacer Lambán: Si hay alguien que está reclamando la independencia, nosotros también tenemos derechos históricos para marcar ese hecho diferencial. Y tener en cuenta que podríamos reivindicar cuestiones del pasado.

A mí, de entrada, me molesta como aragonés que Aragón, que es espina dorsal de la España moderna, tenga que reivindicar derechos históricos.

La historia de Aragón está en los libros sin necesidad de falsearla, ni reinventarla, ni manipularla. Esto es una nacionalidad histórica. Si a alguno se le ocurre -respecto a los separatistas- hacerlo, Aragón puede presumir de ser la historia con mayúscula.

A partir de ahí, creo que -la Ley de Derechos Históricos- deja claro que no se va por buen camino. Cuando se trata de copiar a los nacionalistas hay un riesgo. Y es que la gente se pretenda quedar con el original. Unos planteamientos excluyentes y sectarios.


Publicidad


¿Cómo valora la perdida de representación, o los acuerdos electorales con fuerzas nacionales que se han tanteado, de los partidos aragonesistas? El PAR desechó, tras una fuerte discusión interna, un posible pacto con el PP.

Por respeto, ante todo, no quiero entrar a valorar las cuitas internas que pueden tener otros partidos. Lo que realmente me preocupa, o me sorprende, es que partidos de larga tradición, e incluso que han gobernado las instituciones, no sepan que quieren ser de mayores.

Chunta Aragonesista aún busca un encuentro electoral con el PSOE, con Podemos o con Izquierda Unida para frenar a la extrema derecha. ¿Dónde está la extrema derecha?

Es un planteamiento electoralista. Es decir, existe la necesidad de acuñar esa ultraderecha con la que incluso pretenden, para colmo de su cinismo, alinear a Ciudadanos con la extrema derecha. Aquí lo que hay son extremos radicales. Por un lado y por otro.

No está Ciudadanos con los planteamientos radicales de quienes quieren romper España. No va a ser Albert Rivera quien consienta llegar a la presidencia del Gobierno con apoyos de partidos como PDeCat, Esquerra Republicana e incluso Bildu.

Un periodista que da el salto a la arena política aragonesa / Marcos Cebrián para HOY ARAGÓN

¿Qué es VOX?

No soy politólogo. Pero básicamente, la sensación que tengo con una fuerza que es constitucionalista, es que está dispuesto a defender sus tesis siempre por la vía del marco constitucional. Y por ello, no tengo nada que objetar ahí.

Creo que VOX es una respuesta más que consigue mover la visceralidad haciendo creer que los problemas complejos tienen soluciones fáciles. Lo que a mí me preocupa, por encima de todo, es que este tipo de movimientos a lo que se aspira es llegar al poder para perpetuarse después en él.

Desde la barrera ha visto a sucesivos líderes políticos bregarse en la arena parlamentaria. Pero, ¿cómo valoras el liderazgo político existente a día de hoy en Aragón?

Se está haciendo una política de excesiva confrontación. Hace apenas unas semanas, hemos visto en este escenario -en las Cortes de Aragón- un pleno bronco, desagradable y de crispación. Totalmente innecesario. E incluso, de patio de colegio.

La calle no es así. La realidad es otra. La gente no quiere bronca, no quiere confrontación, postureo o numeritos y escenas de cara a la galería. Me preocupa mucho que los actuales liderazgos políticos, o las maneras de hacer política, no se correspondan, en absoluto, con lo que la calle espera de sus representantes. Y por eso he querido dar el paso que he dado.

Y luego creo que en la política hay gente valida. Lo peor que a uno le puede pasar es que le lleven al terreno de las comparaciones, aunque es inevitable. Hace no tantos años hemos tenido líderes políticos, en Aragón, y en España, de una talla intelectual, profesional y de vocación de servicio tan grande que no se corresponde con el cenagal que algunos, como Torra, Rufián o Iglesias, han llevado la política.

“VOX es una respuesta más que consigue mover la visceralidad haciendo creer que los problemas complejos tienen soluciones fáciles”

Explíqueme su línea inicial de actuación política: la lucha contra la despoblación.

Un compromiso avalado, también, por el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en su visita a Zaragoza hace pocos días. Porque dentro de esa lucha sin cuartel contra la despoblación, me preocupa no tener colaboración por parte de otras comunidades, respecto a la financiación autonómica.

Creo que la despoblación es el principal problema que tenemos ahora mismo sobre la mesa. Y es una amenaza real. Por eso espero concienciar a la gente de que esto no es simplemente un eslogan electoral, ni una herramienta al servicio de un partido político. Nos tenemos que involucrar todos. Y antes que los partidos políticos, debe ser la sociedad.

De momento todo lo que me ha dicho son eslóganes. Lo que, precisamente, pretende evitar.

Lo más recurrente es explicar las facilidades fiscales o incentivos que se pueden aplicar. Y claro que tienen que formar parte, si quieres atraer inversiones.

Pero sobre todo, mi plan inicial es la apuesta en marcha de una agencia aragonesa, al estilo de las Highlands de Escocia, donde impliquemos a toda la sociedad civil -colectivos profesionales, expertos en nuevas tecnologías, expertos tributarios- para que trabajen, en un despacho de forma regular, proponiendo ideas que lleguen a la administración con carácter vinculante.

Una agencia con el nombre de ‘VIDA’: vertebración e ideas contra la despoblación en Aragón’.


Publicidad


No cree que la despoblación -o el éxodo rural- es el camino natural del ser humano: su salida a las zonas más prosperas, que tienen más futuro profesional o con más oportunidades laborales. ¿Habrá pueblos aragoneses que terminarán por quedarse vacíos, no?

Hay algunos municipios que, desgraciadamente, tienen muy difícil la supervivencia. Y probablemente, estén condenados. Pero soy consciente de la realidad, no voy a defender el proyecto VIDA para vender humo u ofrecer soluciones de hoy para mañana. Ni siquiera para esta próxima legislatura ni para la siguiente.

Ahora mismo, el objetivo de esta agencia VIDA es frenar en seco la despoblación. Será difícil, pero frenarla paulatinamente aplicando las medidas sensatas. Y sobre todo: convenciendo a quienes están pensando en irse de que nos dejen un margen de oportunidad.

Daniel Pérez Calvo, durante la entrevista / Marcos Cebrián para HOY ARAGÓN

Consideramos a la despoblación un problema de Estado en 2019 cuando durante los últimos 40 años se ha estado subvencionando o repartiendo ayudas para combatirla. Sin resultado eficaz.

No creo que todo haya sido tan negativo. Es cierto que ha habido políticas donde se han visto resultados positivos que quizá tienen que ser referentes. Cuando esos planes estratégicos se deciden con partidas finalistas, y se gestionan bien, lo normal es que den resultado.

Lo que no se puede hacer es lavar la conciencia con las ayudas públicas, como el FITE, sin que esos planes sirvan para lo que han sido diseñados. La clave es gestionar bien esos fondos. Y con esto no quiero decir que haya que quitar todas las subvenciones. Tiene que haber ayudas, los milagros no existen.

¿Qué haría Ciudadanos en el gobierno si una multinacional pretende deslocalizar su fábrica o empresa en el medio rural aragonés?

El trabajo sería convencer a la empresa en la medida de lo posible con todos los medios a nuestro alcance. Y por cierto, no me importa reconocer las cosas que se han hecho bien, aunque estemos en época electoral, de la gestión de intermediación del Gobierno de Aragón cuando tuvimos la amenaza del cierre de Opel.

En un hipotético gobierno que yo pueda presidir también estaría ahí. Al final, eso sí, las decisiones las toman las empresas. No son ONGs. Las empresas se quedan ahí donde tienen posibilidad de mantener su beneficio económico. Y, en ese sentido, entiendo que Aragón no tiene nada que envidiar a otras comunidades por su potencial.


Publicidad


¿Cómo afrontaría usted la devolución de los bienes de Sijena, de las parroquias orientales o de las pinturas murales, después de una sentencia favorable a los intereses aragoneses?

Está judicializado. Y por eso, confiar absolutamente en la Justicia. Y esperar que las resoluciones judiciales se respeten, y se acaten. Lo que no puede ser es que un Juzgado decida algo en una dirección y quien tiene que cumplir la sentencia no lo haga.

Cuando estamos hablando del Gobierno de la Generalitat de Cataluña, ¿de qué nos vamos a extrañar? Están directamente atentando con principios básicos de la Constitución porqué no van hacerlo con los bienes.

Creo que hay motivos más que suficientes para sacar pecho, y buscar esa identidad que a veces se busca en el pasado en vez de en situaciones presentes. Claro que tenemos que reivindicar lo nuestro. Tenemos que hacerlo mientras asumimos lo que no se hizo como se debía haber hecho para proteger nuestro patrimonio.

Cuando hablamos de parroquias expoliadas u obras de arte que se han perdido, debemos ser conscientes de que quizá no fuimos lo suficientemente celosos o vigilantes para evitar que eso ocurriera. De lo que ocurrió con Sijena y las parroquias orientales debemos de aprender un poco.

Ciudadanos es un traje a medida para el candidato Pérez Calvo / Marcos Cebrián para HOY ARAGÓN

¿Tiene pensado algún tipo de política concreta sobre cómo realzar la identidad de Aragón?

Sí, y no lo he dicho hasta ahora. En la reivindicación del patrimonio aragonés, le pido a mi partido que, en la misma línea de recuperar el Archivo de Salamanca -tal y como han solicitado desde PP, Ciudadanos y VOX-, haga lo propio con el Archivo de la Corona de Aragón. Creo que el archivo, que está en Barcelona, debe volver a Aragón.

¿Permanentemente?

Sí, así es. Y esa batalla tenemos que librarla desde Aragón. Es una cuestión de justicia. Y me atrevo a pedir a Ciudadanos que de la misma manera que tiene esa sensibilidad por la recuperación de los Archivos de Salamanca lo tengamos hacía el Archivo de la Corona de Aragón.

Y cómo entiende la relación de vecindad con Cataluña. Y con las aspiraciones anexionistas de parte del territorio aragonés a la nación catalana.

A veces pienso que cuando les hacemos excesivo caso les damos el minuto de gloria que buscan. Pero eso no significa que podamos relajarnos. Sobre todo cuando el adoctrinamiento que se practica hoy día en las aulas de Cataluña llega también a los libros de Historia. Como cuando hacen creer que el Aneto pertenece a Cataluña o que Fraga si está en Huesca es por una irregularidad histórica.

Por eso hago un llamamiento a que intervenga, de una vez por todas, la alta inspección del Estado para supervisar los contenidos que se enseñan a los niños en Cataluña.

“Me atrevo a pedirle a Ciudadanos que pida la recuperación del Archivo de la Corona de Aragón. Debe volver de Barcelona a Aragón”

¿Se va a usted a enfrentar a su partido cuando pida el trasvase del Ebro? ¿O cuándo pida un PHN con criterios técnicos?

No habrá un planteamiento trasvasista porque Europa lo impediría. Hoy en día hay normativas comunitarias suficientemente claras en las que por cuestiones de reserva hídrica, y de protección de los nichos de los propios ríos, los trasvases no son viables. Es algo que no va a ocurrir.

En los últimos años sí que ha habido trasvases entre cuencas. Por ejemplo, entre el Tajo y el Segura.

Debatir sobre algo que no se va a producir me parece absurdo. Ciudadanos está pagando, o ha pagado, el pato de la coherencia. El haber hecho el mismo discurso en algo que atañe al conjunto del Estado en todas las comunidades. Ha habido otros que no. Que en Aragón han dicho una cosa y cuando están en Murcia dicen la contraria.

Lo que creo es que, ante una amenaza que en tiempos pudo existir, tenemos que orientar todo ese aragonesismo ejerciente, en defensa de nuestros pueblos y nuestra gente, a exigir el cumplimiento de las obras del pacto del agua.

El trasvase del Ebro, ahora mismo, no es una amenaza para Aragón. Está descartado por las propias normativas comunitarias. Debemos volcar nuestros esfuerzos en las obras del Pacto del Agua. Y, segundo, se nos tendría que caer la cara de vergüenza cuando parece que estamos esperando a que la siguiente riada desborde los cauces en las zonas de siempre. No escarmentamos.

El 26 de mayo se definirá el futuro de Ciudadanos: vuelta a la oposición o preparado para gobernar el Gobierno de Aragón / Marcos Cebrián para HOY ARAGÓN

Sea concreto en qué sistema fiscal le gustaría para Aragón.

Un sistema fiscal que creo que le gustaría a todo el mundo: equitativo, solidario, ecuánime. Lo que no puede haber son agravios tan descarados como el que tenemos ahora con nuestros vecinos navarros y vascos. Lo que debe de haber son modelos estatales, y en ese sentido Ciudadanos lo ha dicho por activa y por pasiva.

Cuando gobernemos Aragón iremos en la parte que nos compete a por el impuesto de Sucesiones. Para darle la puntilla definitiva, después de la estocada que le ha dado el Gobierno de Aragón por iniciativa de Ciudadanos esta legislatura.

El objetivo es que Ciudadanos desde el Gobierno de España termine con el impuesto de Sucesiones y con todos aquellos impuestos que puedan generar agravios comparativos.

Y, aparte del impuesto de Sucesiones, que más medidas adoptaría.

Lo fácil sería hacer una promesa basada en anular o reducir el impuesto de transmisiones patrimoniales, el impuesto de patrimonio, etc. Tenemos que ser conscientes de que hay un gasto público que hay que afrontar.

Ciudadanos va a revisar el sistema fiscal. Vamos a ver impuesto por impuesto, tanto directo como indirecto. Y saber qué podemos hacer con cada uno de ellos para que no salga del bolsillo del contribuyente ni un euro más del estrictamente necesario para sostener un gasto público, y un Estado del Bienestar donde las líneas rojas están en la acción social.

“Los trasvases no son viables. Es algo que no va a ocurrir. El trasvase del Ebro, ahora mismo, no es una amenaza para Aragón”

Nunca dejará de ser periodista. Póngale un titular a la legislatura en la ciudad de Zaragoza.

Un verdadero desastre de quienes no fueron conscientes de sus limitaciones. Una legislatura para olvidar.