Martes, 13 de Abril de 2021

Los valles pirenaicos participaron este viernes en la tercera cacerolada para exigir un plan de rescate al sector turístico, que engloba a comerciantes, hosteleros y el sector de la nieve.


Publicidad


En la crítica al Gobierno de Aragón, por la falta de ayudas y la ausencia de explicaciones razonadas sobre las restricciones, consideran también que las ayudas concedidas hasta el momento no son suficientes. Durante una hora no cesó el ruido de caceroladas en el centro histórico de Jaca.

Aunque la protesta estaba dirigida hacia el Gobierno de Aragón, que lidera el PSOE junto una coalición de partidos (Podemos, Chunta y PAR), los socialistas de los valles acudieron a la protesta. Sin embargo, al terminar la protesta, los socialistas fueron increpados por un nutrido grupo de manifestantes hasta el punto de ser seguidos durante varios minutos sin poder ir a sus domicilios.


Publicidad


LA CONDENA

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha condenado el escrache sufrido este viernes por el alcalde de Jaca (Huesca), Juan Manuel Ramón, tras participar en una cacerolada de hosteleros, comerciantes y el sector de la nieve contra las restricciones a la movilidad motivadas por la pandemia.

“Lamentable, condenable e injusto” son las palabras con las que el presidente de Aragón ha denunciado el escrache sufrido por el alcalde de Jaca y otros cinco concejales del Ayuntamiento, entre ellos Olvido Moratinos, también diputada en las Cortes de Aragón, cuando abandonaron la concentración ante el Ayuntamiento y fueron seguidos hasta el Palacio de Congresos por un grupo de manifestantes que reclamaban su dimisión y profirieron insultos como “sinvergüenzas”.

Lambán recuerda en su mensaje, publicado en Twitter, que las medidas se toman “ante la situación de extrema gravedad sanitaria que sufrimos” y “no son ningún capricho”. “Además no es el Ayuntamiento de Jaca quien las adopta sino el Gobierno de Aragón, por causas muy justificadas“, concluye.

El PSOE en la provincia de Huesca ha denunciado en un comunicado la actitud “fascista” de quienes llevaron a cabo este escrache y ha reconocido “el trabajo incansable que tanto Juan Manuel Ramón como todo el Ayuntamiento de Jaca están llevando a cabo para intentar que se pongan en marcha soluciones que garanticen la supervivencia de cientos de empresas y, con ellas, el mantenimiento de miles de empleos”.

Publicidad