Martes, 04 de Octubre de 2022

El Ayuntamiento de Zaragoza aprueba un plan de choque contundente para paliar los efectos de la crisis sanitaria del coronavirus. El objetivo prioritario es el aislamiento o distanciamiento social para que no se congreguen grandes grupos de personas que puedan ser potenciales propagadores del virus.


Publicidad


Por todo ello, mediante una serie de decretos aprobados por el alcalde y distintos consejeros del gobierno del Ayuntamiento de Zaragoza, se contempla con carácter inmediato el cierre de todos los servicios o equipamientos municipales que no son “esenciales”.

En palabras del alcalde Jorge Azcón, en una comparecencia pública, reconoce que “esto es de máxima seriedad. Por eso las medidas son drásticas y eficaces para que haya aislamiento social”. En cuanto a esta medida, reconoce que la crisis del coronavirus tendrá consecuencias irremediables y, por ello, explica Azcón, que “hay que estar en casa por distanciamiento social“.

Los parques infantiles de la ciudad, los eventos culturales, los museos municipales, los centros cívicos, talleres planteados por servicios municipales o todos los equipamientos culturales, deportivos y administrativos.

Tan sólo los equipamientos educativos serán clausurados el próximo lunes, en consonancia con el cierre decretado por el Gobierno de Aragón de todos los centros educativos de la comunidad.

Esta decisión conlleva que los funcionarios que sea posible por su trabajo -el Ayuntamiento no sabe cuántos con exactitud- emprenderán su tarea laboral desde casa en las próximas horas. 

LOS SERVICIOS ESENCIALES

Fuentes oficiales del Ayuntamiento de Zaragoza reconocen que lo más prioritario es la emergencia sanitaria. Estos son los servicios sociales básicos, urbanismo, los mercados de la ciudad y funeraria.

Es por eso que tanto la Policía Local de la ciudad, los Bomberos, Protección Civil, la atención por exclusión social, la atención a domicilio para personas mayores, la Casa de Amparo o el Albergue municipal -con las medidas adoptadas-, la atención a las mujeres víctimas de violencia machista así como el transporte público de la ciudad, o los servicios básicos de residuos, limpieza, etc, se mantendrán.

Todas estas drásticas medidas que ha aprobado el Ayuntamiento de Zaragoza estarán vigentes hasta el próximo día 31 de marzo.


Publicidad


Desde el Ayuntamiento de Zaragoza se reconoce que la labor que ejercerán los servicios esenciales durante estos días, como la Policía Local o los Bomberos, se establecerá siempre con criterios contemplados en un protocolo sanitario para que no sean vulnerables a la propagación.

Los protocolos establecidos están siendo aplicados desde el pasado día 13, en el caso de los Bomberos de la ciudad. 

Las medidas adoptadas para que el orden, seguridad y buena gestión de la ciudad se mantenga durante días de crisis sanitaria están siendo revisadas por los técnicos competentes en materia de prevención laboral con criterios sanitarios.

Entre otras de las medidas avanzadas por las mismas fuentes, se establece un protocolo para la Policía Local de que disperse las aglomeraciones que se puedan dar en la ciudad. Por otro lado, toda la actividad política se suspenderá del Ayuntamiento de Zaragoza, excepto la labor ejecutiva del Ayuntamiento de Zaragoza.

Las mismas fuentes municipales explican que las medidas tienen un carácter de tanta urgencia que todavía el Ayuntamiento no ha podido contabilizar las perdidas millonarias que ocasionaran a las arcas municipales.

*[Lee toda la última hora sobre el coronavirus en Aragón]

Publicidad