Lunes, 05 de Diciembre de 2022

Los barones territoriales del PP se han pronunciado este viernes de forma distinta sobre la guerra interna entre la dirección nacional del partido y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, a raíz de un presunto espionaje al hermano de la dirigente madrileña, aunque los cuatro mandatarios autonómicos ‘populares’ sí que han coincidido en señalar la gravedad de la situación. Eso sí, el presidente murciano, Fernando López Miras, ha sido el único que, por el momento, ha cerrado filas con la gestión de la dirección nacional de la formación y su secretario general, Teodoro García Egea. Hay algunos barones territoriales que plantean que se ponga en marcha la convocatoria de un congreso extraordinario y disputar el liderazgo a Pablo CasadoOtros lo ven precipitado y prefieren esperar al cónclave ordinario previsto para mitad de año. Lo único que todos comparten es que Ayuso no puede emerger de esta crisis como la líder nacional. Por parte de Pablo Casado y la dirección nacional, según fuentes internas del PP, la cabeza del secretario general Teodoro García Egea no está encima de la mesa y se descarta su cese.

Por su parte, el mandatario autonómico gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha reclamado una reunión entre Ayuso y Casado para resolverlo. Su homólogo de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha reconocido indignación de los afiliados y el presidente de Andalucía, Juanma Moreno, ha pedido “unidad”. Uno de los primeros en hablar sobre este tema ha sido Alberto Núñez Feijóo. Antes de que los actores implicados –Ayuso, Casado y García Egea– hablaran, el presidente de la Xunta urgió este mismo jueves a dar “explicaciones” sobre un hecho “tan rocambolesco y sorprendente”.

Pero este viernes, cuando tanto Ayuso como la Dirección nacional del partido han contado sus versiones, Feijóo ha ido más allá reclamando a Casado que se siente a hablar con la presidenta madrileña para solucionar este problema y que no sea necesario “llegar a un congreso extraordinario”. “Todos estamos con Casado, pero este asunto ha de resolverlo sentándose con Ayuso y dándole una solución al partido, porque el partido no merece la situación en la que está en este momento”, ha apuntado el presidente de la Xunta de Galicia.

Por su parte, el mandatario en funciones de la Junta de Castilla y León y presidente del PP en la región, Alfonso Fernández Mañueco, ha pedido que se aclare lo sucedido en torno a esta polémica y que “la verdad se abra paso por encima de todo”. Así se ha pronunciado Mañueco este viernes, realizando “una breve declaración para trasladar la indignación, la preocupación de los votantes, de los afiliados y de los alcaldes la situación”.

Precisamente, Mañueco se encuentra en negociación por la gobernabilidad en Castilla y León tras las elecciones del pasado domingo, un motivo que incluso fue esgrimido por el propio presidente en funciones para no entrar en el detalle de la polémica entre Génova y Ayuso: “Tengo suficiente con lo que tengo”. En el caso del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, se ha limitado a pronunciar la palabra “unidad” para hablar sobre este conflicto interno entre la dirección nacional de su partido y la mandataria madrileña. El también presidente del PP andaluz no se pronunció públicamente sobre este tema a lo largo de la jornada de este jueves y este viernes ha apostado por la “unidad” al ser preguntado por su posición respecto a esta crisis.

LÓPEZ MIRAS, CON EGEA

En el caso de López Miras, uno de los últimos barones en hablar, se ha mostrado “convencido de la honorabilidad” de Isabel Díaz Ayuso, aunque ha definido como “correcta y adecuada” la actuación del secretario general del PP, Teodoro García Egea. El jefe del Ejecutivo murciano y presidente del PPRM ha mostrado su “respaldo” a la dirección nacional de su partido “como no puede ser de otra manera”, y ha defendido la actuación del murciano García Egea al frente de la Secretaría General, un cargo, ha dicho, “muy ingrato” y “por casi nadie reconocido”.

“Pero también les digo que sé que el trabajo, que las actuaciones del secretario general del PP siempre están guiadas por lo mejor para el PP, y de ahí mi respaldo a la direccional nacional”, ha precisado. En este punto, ha asegurado que para la Región de Murcia “es un orgullo” que García Egea ocupe su puesto en “el partido político más importante de España y el único que puede desalojar al sanchismo de la Moncloa y del Gobierno de todos los españoles”.

AZCÓN, CONFÍA EN CASADO

Mientras que en la jornada de este jueves, la mayoría de agrupaciones territoriales del PP guardaban silencio sobre este asunto, ya este viernes, algunas federaciones regionales del partido sí que han ido pronunciándose al respecto. No obstante, ayer, Pablo Casado, registró, vía Twitter, dos apoyos de dos líderes regionales del partido que, precisamente, han conseguido ese puesto durante la Presidencia nacional de Casado. Son el alcalde de Zaragoza y presidente del PP en Aragón, Jorge Azcón, y su homólogo en la Comunidad Valenciana y presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón.

En el caso del primero, Azcón trasladó su confianza en Pablo Casado, señalando, a renglón seguido, que “la verdad pondrá las cosas en su sitio”. En declaraciones a los medios, apuntó a que “el que tenga pruebas que las saque y las podremos valorar”. Hoy ha añadido que Casado y Ayuso tienen que sentarse a hablar. Por su parte, Mazón reivindicó la “integridad” de Casado y pidió “no apartarse del camino para desalojar a Sánchez”.

Ya durante la jornada de este viernes, la secretaria general del PP de Baleares, Sandra Fernández, ha trasladado la “perplejidad” de la formación ante lo ocurrido en Madrid y ha reconocido que existe “malestar” entre la militancia. “No es nuestro papel, no es lo que nos corresponde ni es lo que nos piden los afiliados, pero quienes tienen la oportunidad y la responsabilidad, deben resolver la situación”, ha señalado. También en Asturias, el secretario general del la formación en la región, Álvaro Queipo, ha descartado “elegir entre papá y mamá”, mientras que la formación en Burgos se ha mostrado “perpleja” de la situación vivida a nivel nacional.

Publicidad