Sabado, 25 de Septiembre de 2021

El Ayuntamiento de Cadrete va a instalar 22 videocámaras de vigilancia en sus calles dado el aumento de robos en unifamiliares en los últimos años. La petición se llevaba haciendo a Delegación del Gobierno varios años, pero hasta ahora la regulación solo permitía este tipo de herramientas en localidades con Policía Local.


Publicidad


Con el cambio en la norma, el consistorio al fin ha conseguido sacar adelante un proyecto que se llevaba tiempo demandando en pro de la seguridad del ciudadano. “El principal objetivo es disuadir a los ladrones que entran en las viviendas unifamiliares”, explica Mª Ángeles Campillos, alcaldesa de Cadrete.

Según informan desde el Ayuntamiento, con los datos en la mano, tanto Guardia Civil como Subdelegación del Gobierno consideran una incidencia de robos en casas de Cadrete lo suficientemente elevada como para que la instalación de las cámaras sea “necesaria y útil”.

Tanto como herramienta disuasoria como para tener control del tránsito de vehículos en caso de robos, las cámaras se van a instalar en todos los accesos de Cadrete. Las habrá en la avenida de María de Huerva, en el camino del monte hacia Cuarte, en la entrada de la calle de Juan Carlos I,  en la avenida de Zaragoza y en el entorno de Santa Fe.

Además de ahuyentar a quienes tengan intención de cometer estos delitos, con el sistema de videovigilancia se facilitarán también las posteriores investigaciones, en caso de que se produzcan estas conductas ilegales.

Pero este tipo de incidentes no son los únicos que han llevado al consistorio a tomar esta decisión. “También hemos observado un aumento de casos de vandalismo, sobre todo en parques”, indica Campillos. En este sentido, se van a instalar cámaras en la zona deportiva, en el Parque Lineal y en la plaza de Aragón.

TEMOR A LA OKUPACIÓN

Otro tema que preocupa en el municipio son los episodios de ‘okupación’ ilegal de inmuebles. Aunque actualmente todos los registrados el año pasado están solventados, se teme que de cara al verano se vuelvan a producir. Los incidentes se dan sobre todo en unifamiliares, muchas de ellas, segundas residencias que no están habitadas durante todo el año. No obstante, también se dieron casos en pisos propiedad de bancos o fondos de inversión.


Publicidad


“Creemos que la instalación de cámaras es una medida eficaz para evitar estos incidentes pero también para actuar rápidamente cuando se produzcan o ayudar a esclarecer situaciones posiblemente delictivas”,  explica la alcaldesa.

Con el proyecto ya aprobado en la Junta de Gobierno Municipal, ahora está en manos de Delegación del Gobierno para darle luz verde de forma definitiva. Tras pasar por una comisión, se espera que en los próximos meses sea aprobado para poder instalar las cámaras cuanto antes. “Es una forma de que nuestros vecinos se sientan tranquilos y también de facilitar la labor a la Guardia Civil”, asegura Campillos.

En concreto, el plan incluye la instalación de 22 dispositivos IP fijos de alta resolución, de cinco megapíxeles con alto rango dinámico. Esto permitirá obtener imágenes detalladas en condiciones difíciles, como por la noche o con poca visibilidad. La propia cámara llevará incorporada además la analítica de vídeo, lo que permite filtrar objetos por tamaño, velocidad, aspecto, dirección y color.  Así,  las grabaciones aportarán información relevante como el número de personas, coches, motos o camiones visualizados.

El Centro de Control se ubicará en el Ayuntamiento de Cadrete y desde él se gobernarán todas las cámaras instaladas. Dichas grabaciones, que se guardan durante un mes, solo podrán ser visionadas por Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado o por las autoridades locales si se dieran hechos delictivos que lo justifiquen.


Publicidad


Con este proyecto, cuyo presupuesto es de algo más de 311.000 euros, Cadrete sigue los pasos de otros municipios pequeños y medianos como Épila, Ricla, Los Fayos o Badules, donde ya se dispone de este sistema de videovigilancia en la vía pública.

Publicidad