Sabado, 19 de Junio de 2021

Hoy lunes 1 de junio, Calatayud celebra el día de su patrón, San Iñigo, en un día “atípico”, no solo por la situación actual que se vive por el COVID-19, sino también por la tromba de agua que dejó ayer varias calles inundadas en la capital bilbilitana.

El Ayuntamiento ya anunció la cancelación de todos los actos festivos debido a la crisis sanitaria de la COVID-19 pero se mantendrán algunas celebraciones religiosas y tradiciones, para recordar el día del patrón en la localidad.

La Cofradía de San Íñigo Abad ha organizado dos celebraciones litúrgicas el lunes día 1. A las 12 de la mañana habrá una misa en la iglesia de San Andrés y a las 19.30 horas será en la iglesia de San Juan El Real.

Imagen del reloj ‘tonto’ bilbilitano en la parte alta de la ciudad/ AC

El aforo de la iglesia de San Andrés está limitado a 75 personas y el de San Juan a 195 personas, con uso de mascarilla y condiciones de seguridad e higiene para su acceso. El alcalde asistirá a la misa de la mañana  y el teniente alcalde estará en la eucaristía de la tarde, en representación de la Corporación Municipal.

Con el fin de acercar la celebración de San Íñigo a toda la ciudadanía, la eucaristía de la tarde será retransmitida a través del perfil de Facebook de la ‘Parroquia de San Juan el Real Calatayud’.

También se escuchará con motivo de esta celebración el famoso toque del Reloj Tonto. La Hermandad de Terceroles se ocupará de que el Reloj Tonto resuene en la ciudad el domingo 31 y el lunes día 1 a las 12 horas.

Publicidad