Sabado, 03 de Diciembre de 2022

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha nombrado como nuevos vicesecretarios generales a Edmundo Bal, a pesar del fracaso de las elecciones de Madrid que era el candidato, y a Daniel Pérez Calvo, diputado en las Cortes, coordinador en Aragón de Ciudadanos y responsable de Comunicación a nivel nacional, en una decisión destinada a “reforzar el equipo de dirección”.


Publicidad



Publicidad


El estilo de Daniel Pérez Calvo en la gestión política le gusta especialmente a la lideresa de Ciudadanos. La proactiva decisión de Daniel Pérez Calvo, en mantener acuerdos amplios desde el centro del tablero es lo que Arrimadas quiere para evitar la caída al abismo de la desaparición de Ciudadanos.

Pérez Calvo ha estado lidiando tanto con el socialista Javier Lambán, aprobando los presupuestos del cuatripartito del Gobierno aragonés; como con el alcalde de Zaragoza Jorge Azcón, donde Ciudadanos es parte de la coalición del gobierno.

Con el nuevo nombramiento, que se adopta después del hundimiento de Ciudadanos en las elecciones madrileñas, Arrimadas pone en valor el “compromiso” de Pérez Calvo con el partido y que representa los valores de la formación naranja.

Los dos nombramientos sustituyen a Carlos Cuadrado y José María Espejo, que dimitieron de sus cargos después de la moción fallida en Murcia, que fue el desencadenante del adelanto electoral en Madrid y que provocó que Cs perdiera de una atacada dos territorios.

Arrimadas ha insistido en defender el espacio de centro liberal pese a las dificultades que siempre ha tenido este espacio y que se han complicado más en este contexto de polarización.

Publicidad