Martes, 29 de Noviembre de 2022

Los tulipanes y narcisos del Parque Grande José Antonio Labordeta ya comienzan a florecer para llenar de nuevo de color una de las principales arterias del recinto. El paseo de los Bearneses vuelve a ser escenario de fotografías, como ya lo fuera el año pasado. Junto a la acequia de las Abdulas, brotan las flores de los 86.600 bulbos que se plantaron en el otoño de 2020 para realzar este característico canal, que atraviesa el parque longitudinalmente a lo largo de 650 metros. Los primeros en aparecer han sido los crocus y narcisos, a los que han seguido los tulipanes, que son algo más delicados y cuya floración se alarga hasta bien entrada la primavera. Los colores azul y amarillo darán paso, más adelante, a otros tonos más cálidos, como el anaranjado, el carmín y el púrpura. 

Esta estampa tan primaveral envuelve un parque que está en pleno proceso de remodelación. El recinto vive su particular primavera desde que hace un año se diera el pistoletazo de salida al plan de actualización y mejora paisajística en el que está envuelto el espacio verde más emblemático de la ciudad. El objetivo es, en un plazo de dos años desde el inicio de las mejoras, llevar al Parque Grande al siglo XXI, manteniendo su esencia pero consiguiendo que se renueve en profundidad para convertirse en un parque contemporáneo.

Más allá de ser una remodelación paisajística, este ambicioso proyecto busca actualizar un espacio histórico de Zaragoza como es el Parque Grande, que fue creado en 1927. Cuando la intervención finalice se habrá mejorado la biodiversidad de este espacio verde y también sus infraestructuras. El parque tendrá sistemas de riego más modernos y eficientes, y será más accesible, con la eliminación de barreras arquitectónicas.

Entre las mejoras que ya están en marcha, está la renovación de la cartelería de todo el recinto, que en los próximos meses estrenará nueva señalética. Las primeras muestras ya se han instalado y son soportes, carteles, tótems y banderolas que se integran en el paisaje y guardan una estética unificada y más actual. Desde finales de enero están desarrollándose también las obras de renovación, tanto estética como de infraestructura, de la rosaleda del parque. A partir de esta primavera quienes pasen por este lugar emblemático podrán dar la vuelta al mundo en 80 rosas. Y es que se han plantado 80 variedades de rosas diferentes, formando ocho zonas de color con un total de 800 plantas de rosal.

Dentro del plan también se quiere potenciar la parte más social del parque y ya se han acometido arreglos paisajísticos en el quiosco de la música, donde los conciertos en directo volvieron a sonar la primavera pasada. Además, se ha sacado a licitación la remodelación y gestión de los quioscos de bar-restaurante que hay por todo el parque. En concreto son seis, los conocidos como Flandes y Fabiola, Parque Bar, El Merendero del Cabezo Buenavista, La Rosaleda, el Rincón de Goya y Bar Infante. Algunos de ellos estaban en desuso o en funcionamiento pero con las licencias caducadas. Las nuevas concesiones se darán a conocer en los próximos días, según ha indicado Natalia Chueca, consejera de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza, a HOY ARAGÓN.

Una vez licitados, se prevé que los quioscos renovados abran al público en el primer trimestre de 2023 y, en los pliegos se incluye la obligación de los gestores de dinamizar el Parque Grande. Así, sus establecimientos deberán contar con programación cultural, con conciertos y otras actividades, y también se alquilarán hamacas de tela para ser usadas en cualquier rincón del parque, como sucede en los más importantes de muchas grandes capitales. La modernización de estos quioscos se suma a la de los otros que hay repartidos por la ciudad, con los que se quiere revitalizar la imagen de Zaragoza.

En el tintero de este Plan de Mejoras Paisajísticas del Parque está la instalación de un circuito pumptrack para bicicletas y la remodelación de las zonas de juegos infantiles, así como los planes previstos para la recuperación del Jardín Botánico. Mientras tanto, el Parque Grande José Antonio Labordeta sigue siendo la vía de escape de los zaragozanos que en estos primeros días de primavera aprovechan este gran espacio verde para pasar tiempo de ocio. Para hacer todavía más atractivo el recinto, el Ayuntamiento vuelve a lanzar este año Zaragoza florece, la feria floral que se estrenó en 2021 con éxito y que en esta ocasión será del 26 al 29 de mayo.

Publicidad