Miércoles, 20 de Octubre de 2021

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha anunciado este lunes que su Departamento podría modificar las restricciones impuestas a la hostelería por el COVID-19, permitiendo el consumo en barra y acabando con el límite de los aforos y los horarios de cierre “tras la Semana del Pilar” si continua la “tendencia descendente de estos momentos”.

La consejera ha señalado que “el día 18 de octubre empezaremos a evaluar las cifras” de contagiados, para ver si “tras la interacción social” que conllevan las actividades de la Semana del Pilar” se mantiene la “tendencia descendente” que registra Aragón, y que, de ser así, “probablemente se flexibilizarán” las medidas actuales hacia una “seminormalidad”. Repollés ha indicado que “el alto nivel de vacunación” y el bajo índice de contagios permitiría modificar las restricciones que existen ahora en el ocio respecto a “horarios de cierre, aforos y consumo en barras”.

La responsable de Sanidad del Gobierno de Aragón ha manifestado que las limitaciones vigentes durante la Semana del Pilar “pretendían evitar el efecto llamada que podría suponer para otras Comunidades Autónomas” la posibilidad de desplazarse hasta Zaragoza por las actividades festivas.

Ha apuntado que va a ser “inevitable” que se produzca una “mayor interacción social a pesar de no haber fiestas”, pero confía en que “la actitud responsable de los establecimientos” y las medidas tomadas “en todas las actividades” permitirá mantener el descenso en la incidencia del COVID-19, y que “estas actividades no tengan unas consecuencias comparables a las que se hubieran dado el año pasado”.

La consejera ha rechazado avanzar una fecha concreta para la modificación de las medidas y ha especificado que esta flexibilización estará siempre condicionada a que no “aparezca una circunstancia concreta, muy impactante o grave que nos haga retroceder o esperar”.

Publicidad