Martes, 27 de Septiembre de 2022

Si empezamos a contar esta historia por el final tenemos que empezar por la bronca que acabó en empujones y algunos puñetazos entre vecinos de un pueblo de apenas 700 habitantes. En Aguarón, según explican fuentes consultadas por HOY ARAGÓN, hace tiempo que las aguas andan revueltas. Hace unos días, el alcalde convocaba a los vecinos a un pleno extraordinario publicado en la página web del consistorio de esta localidad de Campo de Cariñena y en sus redes sociales y lo hacía fuera del Consistorio para explicar algo que muchos ya sabían. E intuían lo que podría suceder, ya que el primer punto del día explicaba lo siguiente: “Información de la condición de denunciado de Lucio Cucalón por la presunta comisión de un delito de falsificación en documento mercantil”. 

El polémico orden del día no acababa aquí. En el segundo punto se iba a informar a los vecinos sobre una nueva investigación a Cucalón, anterior alcalde de la localidad por el PSOE y actual portavoz de este grupo. Esta vez sobre un “presunto caso de acoso laboral y coacciones contra funcionarios públicos”. Además, el actual primer edil municipal Juan Carlos Bernal, del PP, iba a informar de los “desorbitados gastos” del anterior alcalde, actual Consejero de la Comarca de Cariñena y portavoz de la oposición en el Ayuntamiento de Aguarón. Y cita este texto “en whisky, puros, toros, pescadería, etc…”. Por último, en este orden del día, Juan Carlos Bernal solicitaba “la dimisión de Lucio Cucalón de todos los cargos políticos, como concejal del Ayuntamiento y Consejero de la Comarca de Campo de Cariñena”.

“NADIE ME DICE EN QUÉ ME TENGO QUE GASTAR EL DINERO”

En el ‘Pabellón pequeño’ de Aguarón se reunieron muchos vecinos y familiares de ambos protagonistas. Antes de que comenzase a tratarse el orden del día, un familiar de otro de los tres ediles que están en el gobierno municipal  llamó “ladrón”, según fuentes presenciales, a Lucio Cucalón, y éste le respondió que se verían después. Dicho y hecho. Tras el Pleno Extraordinario, ambos se enzarzaron en una discusión que acabó con empujones y pasó a los puñetazos entre vecinos, uno de ellos alcanzó en la cara a una familiar de Cucalón. Según fuentes consultadas, “porque estaba en mitad de la trifulca”. En total, doce contusionados de diversa índole que fueron atendidos en Cariñena. El conflicto no fue a más por la rápida intervención de dos patrullas de la Guardia Civil que se encontraban en la localidad. 

Antes del conflicto, que algunos describieron como “propio de una pelea de bar”, el anterior alcalde y presunto investigado se dirigía, según los presentes, a otro vecino y contrario en el Ayuntamiento con estas palabras: “¡A mí nadie me tiene que decir en qué me gasto yo el dinero!”. ¿Cuál es el origen de esta información que hace pública el alcalde Juan Carlos Bernal esta semana? Este empresario del pueblo, inscrito en las siglas del Partido Popular, logró un pacto con otro edil de Chunta Aragonesista y expulsó de la alcaldía a Lucio Cucalón, que llevaba 32 años gobernando en Aguarón.

Al llegar al Ayuntamiento, en agosto de 2021, según publicó el digital Ok Diario, Juan Carlos Bernal denunció el presunto desfalco de Lucio Cucalón “no por venganza, sino por hacer cumplir la ley, algo que juré cuando tomé cargo”. Y mirando las cuentas y el ‘Portal de Trasparencia’, una web que muestra información pública de las administraciones nacionales y regionales, se encontró un desfase de más de un millón de euros. 

El pueblo, según Juan Carlos Bernal, no podía recibir subvenciones oficiales en tanto la ‘Sociedad de Desarrollo de Aguarón’, presidida por el anterior alcalde Lucio Cucalón, no presentase todas sus cuentas en la Cámara de Cuentas de Aragón. “En mayo de 2021 presentaron las cuentas de 2016, 2017, 2018 y 2019, pero sin las de 2020 no hacemos nada, no podemos conseguir subvenciones”, explica el actual alcalde del municipio, Juan Carlos Bernal, al citado medio.

Sin poder recibir subvenciones y con una deuda que, según Bernal, duplica el presupuesto que la localidad tiene por habitante, decidió poner una denuncia en base a la información que encontró y ayer tuvo sus primeras consecuencias. En los próximos días, todos los implicados en la pelea pasarán por Cariñena para declarar ante la Guardia Civil, que ha abierto diligencias. Mientras, la Policía Judicial de la Benemérita investiga la denuncia de Bernal a el ex alcalde. Lo cierto es que la división en el pueblo se ha hecho ya manifiesa. 

Mientras todo esto sucede y ante el temor de lo que pueda pasar en los próximos días, será la Guardia Civil la que tenga que velar para que no haya más incidentes en esta pequeña localidad de la Comarca de Cariñena, en la que su alcalde ha decidido poner las cartas boca arriba.

Publicidad