Martes, 04 de Agosto de 2020

El Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza ha cerrado esta mañana la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) que había instalado en el espacio de Cirugía Sin Ingreso (CSI), en la planta baja, como apoyo para enfermos de COVID-19 que ha atendido desde el 27 de marzo a 15 pacientes.


Publicidad


En este espacio quirúrgico, adaptado a UCI, han trabajado desde el 27 de marzo, día en que se abrió, más de 150 profesionales de Anestesia, Medicina Intensiva, Enfermería y celadores que han atendido a estos 15 pacientes, con una estancia media de más de tres semanas, aunque tenía capacidad para 18.

El Gobierno de Aragón recuerda en un comunicado que el Servet dispone habitualmente de cuatro UCIS con capacidad para doce enfermos cada una. En el momento con más presión asistencial de la pandemia, fueron utilizadas para la atención a enfermos de coronavirus tres de ellas más la creada en CSI.

Ahora se ha podido cerrar este recurso que se habilitó en tiempo récord y que ha supuesto un enorme esfuerzo por parte de los trabajadores, destaca el Ejecutivo aragonés.


Publicidad


Aunque esta última unidad tenía capacidad hasta para 18 pacientes, en ningún momento ha estado ocupada por más de doce, ya que no ha sido preciso y ahora se desmontará, limpiará y adaptará todo el material para su uso como unidad quirúrgica.

En el Servet quedan disponibles dos Unidades de Cuidados Intensivos para la atención a enfermos COVID que lo requieran.

Publicidad