Jueves, 07 de Julio de 2022

La última reunión mantenida en el SAMA, el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje, ha supuesto la ruptura de las negociaciones por parte del comité de empresa tras dos semanas de encuentros y avances en puntos concretos del convenio. Dos semanas en las que la compañía AVANZA ha mantenido la firme voluntad negociadora, poniendo sobre la mesa nuevas propuestas económicas y organizativas, que el comité ha preferido ha preferido rechazar por ser insuficientes.

De esta manera se retomaron los paros de las frecuencias del autobús urbano en plena Navidad, lo que perjudica a la ciudadanía en unas fechas tan señaladas y en plena alta incidencia de contagios por Covid-19. Los trabajadores del autobús urbano de Zaragoza reanudan los paros parciales de, lunes, 20 de diciembre y hasta el día 25, ambos inclusive, en horario de 12.30 a 16.30 horas.

UNA OFERTA Y VARIOS ENCUENTROS

Fuentes de conocedoras de la negociación cuentan que el comité rechazó la oferta presentada por el organismo mediador para continuar las negociaciones en un escenario sin paros, estableciendo un calendario de encuentros hasta el mes de febrero y garantizando el poder adquisitivo a final de convenio. Una oferta que AVANZA se comprometió a aceptar por el bien de la negociación laboral.

La dirección de AVANZA, según fuentes de la compañía, se muestran indignadas ante esta forma de actuar del comité, que en ningún momento ha tratado de acercar posturas ni ha mostrado interés alguno en acabar con la huelga. Lejos de rebajar unas pretensiones económicas que ya suponían una subida de masa salarial del 30,5% en cuatro años, entre incremento de sueldo y reducción de jornada, el comité las ha aumentado hasta el 35%. Destaca la reducción de jornada exigida, que supone un mes más de vacaciones al año a sumar a los 45 días que ya contempla el convenio, es decir dos meses y medio de vacaciones anuales.

AVANZA considera vergonzoso el chantaje al que el comité está sometiendo a la empresa y a la ciudad, negándose a negociar y manteniendo una huelga que perjudica gravemente a los usuarios en un momento delicado para la movilidad. También lamenta los inconvenientes que esta postura del comité pueda causar a ciudadanos y visitantes en unas fechas tan significativas como la Navidad.

Publicidad